Dan por muerto a Lázaro, se les muere Rodrigo y rajan cabeza a otro, casos de bebés en IMSS La Margarita



Compartir

No es uno sino al menos tres casos en los que bebés fueron víctimas de negligencia de médicos en el hospital de La Margarita del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla en lo que va de 2020.

 

El caso más nuevo fue el de Lázaro, un recién nacido a quien dieron por muerto y lo tuvieron varias horas en el mortuorio, hasta que un empleado y el papá del niño se dieron cuenta que respiraba.

 

Recomendamos: ¡Otra del IMSS! Dan por muerto a un recién nacido, su padre descubre que está vivo (VIDEO)

 

A lo largo de 2020 indignó el caso de otro recién nacido a quien le rajaron la cabeza y le provocaron una lesión de 15 centímetros. Y otro más fue el de un bebé que llevaron por una operación en los ojos y horas después los médicos reportaron a los padres, sin ninguna explicación, que falleció.

 

A estos casos se suman entregas de cuerpos erróneos, el rechazo de trasplantes por falta de equipo y la muerte de personas que presuntamente han sido responsabilidad del personal y ninguna autoridad del sistema de salud se ha hecho responsable.

 

A continuación MTPNoticias te presenta los casos más sonados por descuidos o negligencia al interior del IMSS en lo que va de este 2020 y que han cobrado la vida de más de un poblano.

Mandan a Lázaro a la morgue

 

La madrugada del 21 de octubre una mujer dio a luz a un bebé prematuro, mismo que fue declarado muerto por los doctores al no presentar algún signo vital, incluso el IMSS reconoció que elaboró el certificado de defunción.

 

Sin embargo, seis horas más tarde, el padre del menor, al visitarlo a la morgue, se dio cuenta que el recién nacido aun respiraba con dificultad, por lo que el pequeño fue atendido.

 

Aquí estoy yo, resiste papito, resiste papito lindo. Está llorando el niño, sigue llorando, está vivo. Diosito mío acompaña a mi bebé, acompáñale que está vivo, acompáñalo diosito mío”, ruega el padre del menor al ver a su bebe aún con vida.

 

Puedes leer: Bautizan como Lázaro a bebé que dieron por muerto y que estaba vivo en IMSS La Margarita (VIDEO)

 

Le rajan la cabeza de recién nacido

 

En agosto pasado, Mariel Carreón acudió al hospital de La Margarita para practicarse una cesárea, durante la cual al momento de ser extraído el menor fue cortado de forma superficial en el cráneo de más de 15 centímetros.

 

Gerardo Muñoz, padre del menor, acusó al Seguro de no dar el nombre del médico que provocó la lesión, por lo que presentó la denuncia correspondiente ante la FGE sin contar con dicho dato.

 

Lee: ¡Otro caso de negligencia! Rajan 15 centímetros de cabeza a bebé en IMSS La Margarita

 

El menor fue entregado una semana después a sus padres con una venda en la cabeza; sin embargo, el IMSS nunca se hizo responsable de alguna reparación del daño.

 

Le mataron a Rodrigo

 

La dicha de ser padre para algunos es prácticamente un milagro, como en el caso de Maribel Pérez y su esposo Adrián, quienes durante nueve años buscaron embarazarse, hasta que lograron el nacimiento de Rodrigo.

 

El año pasado recibieron la noticia de ser padres y aunque el pequeño nació de forma prematura, de acuerdo con las propias valoraciones médicas solo faltaban dos semanas para que el recién nacido conociera su hogar.

 

Sin embargo, el 22 de julio esa esperanza se perdió, pues tras ingresar a quirófano por una operación de retinopatía en los ojos, el menor ya nunca salió.

 

Te sugerimos: Ingresan a bebé a cirugía de ojos y muere por negligencia en el IMSS de La Margarita

 

Múltiples versiones les dieron los médicos; sin embargo, ninguna coincidía, pues estas iban desde un paro cardíaco hasta una broncoaspiración.

 

Pediatras responsabilizaron a anestesiólogos, estos a enfermeras y en medio de la incertidumbre y el dolor de la pérdida, los padres decidieron interponer una denuncia ante la Fiscalía General del Estado (FGE) para que se determinara la verdadera causa de la muerte.

 

bebemuerto

“Lo mataron en el IMSS”, denuncian

 

César Augusto era un joven trabajador del ayuntamiento de Puebla que recibió una beca del programa federal ‘Jóvenes Construyendo el Futuro’ que padecía de insuficiencia renal, lo cual no le impedía realizar sus actividades.

 

A pesar de ser población vulnerable, el joven de 28 años de edad trataba de realizar sus actividades diarias bajo estricto cuidado sanitario, a fin de no contagiarse por la pandemia del COVID-19.

 

Sin embargo, al acudir al IMSS por una hemodiálisis, que requería con 15 días de anticipación, los médicos lo ingresaron a La Margarita por resultar positivo a COVID-19.

 

Cesar Augusto falleció dos días después de permanecer internado y sin que se le practicara la hemodiálisis que requería desde un principio a pesar de las exigencias de su madre con los doctores, pues las placas y análisis de sangre resultaban negativos a infección por el virus Sars COV-2.

 

Esto fue corroborado por la misma prueba que le fue entregada a la familia, donde los resultados dieron negativo a esta bacteria, mientras que su acta de defunción adjudica la causa de muerte a una neumonía atípica causada por el COVID-19.

Rechazan trasplantes por falta de insumos

 

De acuerdo con los datos de la agrupación Enfermos y Trasplantados Puebla, en Puebla se calculan un total de mil 700 personas en la lista de espera por un órgano, de los cuales más del 90 por ciento están inscritos en el IMSS.

 

Sin embargo, en febrero de este año Álvaro Parra se negó a recibir los órganos de un paciente donador, debido a que el Hospital San José no contaba con los materiales e insumos necesarios para realizar estas operaciones.

 

Esto dejo imposibilitados al menos a 10 poblanos de recibir una donación para tener una mejor calidad de vida o en algunos casos para mantenerse vivos, pues los órganos fueron trasladados a otros estados para ser usados.

En Tehuacán, entregan cuerpo erróneo

 

La pandemia de COVID-19 provocó saturación en los hospitales del IMSS en todo el estado, lo que representa un mayor número de descuidos ante la falta de personal y camas para atender a las personas infectadas.

 

En julio, se registró una pifia más en el municipio de Tehuacán, donde el personal del nosocomio entregó el cuerpo de un difunto a una familia, cuyo paciente aún se encontraba internado.

 

Lee más: ¡Lo creían muerto y está vivo! Clínica IMSS de Tehuacán entrega cuerpo equivocado a una familia

 

Fueron los trabajadores de la funeraria que al notar el error, notificaron a la familia, quienes reclamaron a las autoridades del hospital este error garrafal, pues aunque tanto el difunto, como la victima compartían nombre y apellido, la tarjeta de identificación no correspondía al nombre en la bolsa del cadáver.

 

Por Carlos Cózatl/@cr_cozatl

Compartir

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros