Adiós vaquero


83 0

Julieta Cerezo

¿Qué edad tenías cuando se estrenó la primera película de Toy Story? ¿Recuerdas que era toda una novedad por su animación digital? ¿Te hizo pensar que tus juguetes tienen vida? Si respondiste al menos dos de estas preguntas, felicidades, eres un fanático de esta saga que 24 años después se ha convertido en una de las mejores en la historia del cine.

Este viernes llegó a los cines de México y obviamente de Puebla la cuarta entrega de Toy Story, la crítica ha sido mayormente favorable, en Rotten Tomatoes ostenta una calificación del 98 por ciento y certificado de “frescura” por su ingeniosa trama. Así que hablaremos de la nueva película y repasaremos un poco su historia.

Los orígenes

Desde que salió la primera película en 1995 los estudios Pixar en asociación con Disney, revolucionaron el cine de animación, a la tecnología empleada – pionera en su momento – se sumó una original y atrapante trama en la que conocimos al comisario Woody, un vaquero de juguete de gran personalidad, el mandamás en el cuarto de Andy, su dueño.

El resto es historia: Buzz Lightyear entra en escena, se convierte en el juguete favorito de Andy, él no sabe que es un juguete y no un guardián espacial, descubre su realidad, se enemista con Woody mientras son secuestrados por un niño malévolo, se liberan y se hacen amigos.

Después vinieron la segunda y tercera parte, siendo ésta última un referente en el cine moderno regalándonos algunas de las escenas más desgarradoras de la historia, como cuando Woody, Buzz y toda la pandilla se encuentran a centímetros de la muerte frente a una fundidora de basura, todos los muñecos entrelazan sus manos, garras o patas (según era el caso) y se resignan a su final pero juntos, como familia; otra gran escena, fue en la que Woody se despide de Andy y tienen su última tarde de juegos pues el “niño” ya es un hombre e irá a la universidad.

La última película

Entre la nueva cinta y la tercera parte pasaron 9 años, y al menos durante los 3 primeros se habló de que Toy Story 3 iba a cerrar el ciclo de los juguetes que cobran vida, pero la producción de especiales cortos a través deToy Story Toons y su gran éxito, dejaron claro que el público quería más.

De Toy Story Toons se realizaron cuatro especiales que seguían la vida de los juguetes en la casa de Bonnie, su nueva dueña luego de que Andy regalara sus juguetes, y se confirmó la realización de la cuarta parte que sería una comedia romántica.

Y así fue, como se ha visto en los avances, a la vida de Woody regresa Betty Bo Beep, la bella pastorcita que fue algo así como su novia durante las dos primeras cintas y quien fue abruptamente removida de la tercera parte, y su ausencia se justificó diciendo que ya no estaba, dando a entender que al igual que otros juguetes, había sido desechada.

El retorno de este personaje es pieza clave de la trama, además de que se presentan otros momentos importantes, como el hecho de que Bonnie entrará al jardín de niños y que Woody no forma parte de los juegos de la pequeña, quien ahora considera a Jessie, la vaquerita, como la nueva sheriff de su habitación.

Un gran acierto de la cinta es que el personaje antagónico que es Gabby Gabby, una muñeca parlante antigua, si bien reúne elementos de otros “villanos” del universo Toy Story como la frustración de carecer de un dueño como El Oloroso Pete y la mente líder y manipuladora del oso que huele a frutas, Lotso, Gabby Gabby busca la redención y la felicidad.

Precisamente, la felicidad y la búsqueda de nuestro lugar en el mundo son temas ampliamente explorados en esta cuarta y última película, con el personaje de Forky, una cuchara – tenedor convertido en juguete de Bonnie y a quien ella “le da vida”, representa a todos aquellos que no han entendido su propósito en la vida.

Toy Story 4 no decepciona, mantiene el ingenio y diversión que ha caracterizado a sus predecesoras, introduce personajes nuevos y aunque de alguna forma son espejos de otros juguetes ya conocidos, aportan momentos imperdibles a la trama.

La animación es inmejorable, los detalles de cada muñeco evidencian los agigantados avances que ha tenido la animación digital en los últimos años y la trama nos expone que era necesario una película más para entender el objetivo de esta gran pandilla que nos ha acompañado casi durante un cuarto de siglo.



Julieta Cerezo

Ha trabajado como reportera en medios locales como El Sol de Puebla. Con experiencia en el ámbito cultural, dentro y fuera del medio periodístico, escribe la sección Storyboard para MTP noticias.

Entrada Relacionada