Puebla: estado de migrantes sin futuro


83 0

El problema migratorio en México ha trascendido por años, sexenios y administraciones sin tener mayor solución y uno de los estados que más migrantes ha aportado a Estados Unidos, es Puebla.

Municipios como Puebla, Atlixco y Pahuatlán son los que han registrado mayor numero de deportados en la entidad ya que desde hace varios años son los que registran altas tasas de migración. Tan solo en Nueva York se encuentra una tasa importante de poblanos radicando en esa ciudad.

Cuando ganó Tony Gali la mini gubernatura del estado teníamos pronósticos interesantes sobre cómo trabajar con los migrantes que estaban en Estados Unidos, pero hoy con las cifras podemos ver que simplemente no se hizo nada.

Durante el 2017 y 2018 la capital tuvo el 20 por ciento de los eventos de deportación internacional. Atlixco, Tehuacán, Puebla e Izúcar de Matamoros cuentan con el mayor índice de intensidad migratoria de medio a alto, es decir: seguimos sin darles oportunidades suficientes a los poblanos para que se queden, y los que están regresando se han repartido por diferentes municipios sin tener mayor impacto realizando aportaciones económicas, por lo que tenemos una mayor densidad poblacional y por ende necesitamos mayor infraestructura que, bueno ya sabemos, no se tiene.

Si en la pequeña administración de Gali no se hizo nada por darle un acompañamiento legal a los migrantes y se terminaron deportando a más de 8 mil en un año, la pregunta latente es: ¿cuál es el plan migrante de la administración entrante?

Es importante conocerlo ya que con el actual pacto migratorio entre México y Estados Unidos, hay ofrecimientos de empleo a los migrantes centroamericanos, pero hay que resaltar que somos incapaces de ofrecerle chamba a nuestros poblanos repatriados por ejemplo.

El estado de Puebla es estratégico para el paso de migrantes y parece que solo nos estamos centrando en los centroamericanos, de ahí el porqué de esta columna.

Pese a que han sido menos los poblanos que han migrado con respecto a las cifras que se tenían en los 80s o 90s, hoy no solo tenemos poblanos que no encuentran oportunidades en su estado, sino que tenemos poblanos deportados que están regresando a un estado que sigue sin tener algo seguro que ofrecerles.

Y si bien el gobierno federal toma parte de lo que se hace en materia migratoria, los estados deben tener un plan, y hablamos de planes reales no de pantallas electoreras que nos prometen soluciones que jamás llegan.

Tomar enserio la migración, pero sobre todo la migración de retorno, significa que los gobiernos garanticen oportunidades y la infraestructura necesaria para que exista una estabilidad y eso ha sido una promesa incumplida por varias administraciones, y por eso si alguien conoce el plan de la administración entrante para solucionar el problema en el estado, sin tener que depender de lo que el gran jefe dice, avísenme, será interesante conocer qué otra óptica tienen en el estado.



Entrada Relacionada