Star Wars terminó en 1983



Seguida por millones, decenas de millones, en el mundo y en galaxias muy, muy lejanas, la saga cinematográfica Star Wars ha llegado a su fin o de eso nos quiere convencer Disney con su última entrega: Star Wars The Rise of Skywalker, que promete ser el cierre de la historia que aborde a la familia Skywalker.

 

En octubre de 2012, el corporativo de Mickey Mouse llevaba en la cartera mil millones de dólares y como los ejecutivos no tenían más en que gastar le ofrecieron los billetes a George Lucas, quien en su propiedad – el rancho Skywalker – prefirió que su legado pasara al servicio de la mercadotecnia de esa empresa.

 

Siete años después, los héroes de la infancia de una generación fueron reducidos a apariciones de apenas unos minutos, la historia original fue destazada y de los pedazos nos quisieron imponer nuevos héroes y una trama que anulaba por completo los logros de los Rebeldes en Star Wars Episode VI The Return of the Jedi.

 

Sin spoilers, la nueva película que es el Episodio IX y la quinta película desde que Disney tiene control de esta saga (son tres episodios y dos spin off), da un cierre a la cruzada emprendida por Rey, Poe y Finn contra la Primera Orden, llega a su fin, un tanto forzado y que toma recursos de la historia original para complacer a los fans.

 


Si de algo soy fan en esta vida es, precisamente, del universo Star Wars y por lo que he leído y comentado, la película tiene como finalidad complacer el fanservice pues nos proporcionó momentos similares e incluso idénticos a los que se vivieron en la trilogía original, las estrenadas entre 1977 y 1983.

Repasemos el verdadero final

 

En 1983, el mundo esperaba con ansias el cierre de Star Wars una entonces trilogía y de la que no se vaticinaba un futuro tan amplio del que ahora ya suman 9 películas con orden cronológico, 2 historias alternas y en Disney+ ya está la serie The Mandalorian, que nos regaló a uno de los mejores sucesos del 2019: baby Yoda.

 

Star Wars Episode VI The Return of the Jedi dio un revés total a lo visto en Episode V The Revenge of the sith, cuando todo parecía perdido, cuando Han Solo desaparecía congelado en carbonita pero todo pudo ser cambiado. Luke rescató a Han, también a Leia y juntos derrotaron al Imperio, Darth Vader se reivindicó en el último minuto.

 

Conocimos a los ewoks, celebramos con ellos y nuestro corazón se aceleró cuando parecía que Palpatine derrotaría a Luke. Al final, la galaxia celebró la caída del lado oscuro y en la imaginación de los fans el futuro de nuestros héroes, incluidos Chewbacca, C3PO y R2D2, era una vida feliz.

 

Pero desde el 2015 con la llegada del Episode VII: The force awakens, nos topamos con un panorama sombrío, el Imperio de alguna forma había subsistido y ahora se llamaba la Primera Orden.

 

Luke, Han y Leia no habían sido felices, al menos no por siempre, y ahora un pseudo Darth Vader, Kylo Ren, era el mandamás de la galaxia. Y es que los tres nuevos capítulos no son más reminiscencias de la trilogía original pero al mismo tiempo la traiciona.

 

Por cierto, nos leemos en el 2020, deseándole felices fiestas y que la fuerza los acompañe.


Julieta Cerezo

Julieta Cerezo

Ha trabajado como reportera en medios locales como El Sol de Puebla. Con experiencia en el ámbito cultural, dentro y fuera del medio periodístico, escribe la sección Storyboard para MTP noticias.

Entrada Relacionada




Netflix va ganando

Publicado por - 10 diciembre, 2019 0
Se anunciaron las nominaciones a los Globos de Oro 2020 y aun sin tener ningún premio en sus manos, Netflix…