Columna


Mentira que AMLO cruce el pantano sin mancharse el plumaje



Compartir

Todos, absolutamente todos son unos corruptos. Sean del PRI, PAN, o de la cuarta transformación….esa es la enseñanza que nos dejó la última semana el videoescándalo del hermano del presidente, Andrés Manuel López Obrador, Pío López Obrador, en el que se le observa recibiendo paquetes de dinero.

 

Lo cuestionable y grave diría yo, es que el mandatario federal lo minimice, que no mida con la misma vara y salga a decir que aquí no hay actos de corrupción porque “eran aportaciones”, “que era poquito, comparado con los sobornos repartidos por Lozoya” ¡Ay caray!, ¿entonces la lucha es contra la corrupción ajena?

 

Si somos parejos, diríamos que en ambos casos hay corrupción porque hasta ahora, no hay certeza de que el dinero entregado por David León Romero, devenga de una fuente lícita, ¿quién nos garantiza que no proviene del crimen organizado, del erario público o de algún proveedor actual del gobierno federal?

 

Solo de lo que se sabe por los videos es que Pío López recibió 1.4 millones de pesos y en ambos hablan de que llevaban al menos un año y medio con esta rutina mensual. Imagínense cuánto dinero no movieran de esta forma.

 

Ahora, que no nos vengan a decir que a diferencia del otro video, en el que se observa a dos colaboradores de exsenadores del Partido Acción Nacional recibiendo dinero en efectivo, presuntamente a cambio de sus votos a favor de las reformas estructurales que impulsó el gobierno de Enrique Peña Nieto, el de Pío López Obrador y David León es distinto. Son similares por supuesto.

 

Y aunque fueran “aportaciones” del pueblo bueno al movimiento de López Obrador, Morena no lo reportó al Instituto Nacional Electoral…No sabemos en dónde exactamente acabaron esos millones de pesos. Especialistas en materia penal han dicho que en este casos se configuran varios delitos que deben ser investigados por las autoridades judiciales y electorales.

 

Y no hay que olvidar que ahí están los casos de las casas y empresas del director de la Comisión Federal de Electricidad, Manuel Bartlett; los contratos que el Instituto Mexicano del Seguro Social asignó al hermano del director del mismo organismo, Zoé Robledo; la vivienda que recibió en donativo la secretaria anti-corrupción, Irma Eréndira Sandoval….es mentira eso de que el presidente cruce el pantano sin mancharse el plumaje.

 

Por Elvia Cruz/ @cruz_elvia

Compartir

Avatar

Elvia Cruz

Estudió una maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado en diversos medios locales, nacionales e internacionales como CNN en Español, Grupo Expansión,HuffingtonPost, La Razón, Eje Central, entre otros. Contacto: @cruz_elvia/ [email protected]/ 22 22 93 44 49

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros