Este es el empresario que gastó 4.5 mdp en ‘tianguis’ de AMLO



@MTPNoticias

Había pasado casi una hora de que inició el segundo y último día de la primera subasta de vehículos “fifis y machuchones” que anunció el presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando apareció en escena el lote 155, uno de los más llamativos (y uno de los más caros).

“1 millón 607,100 pesos, único de diésel, único en nuestro país”, dijo la martilladora sobre la camioneta blindada marca Chevrolet Suburban 2014 y con un blindaje nivel 6 incitando a los asistentes a pujar por la llamada “bestia mexicana”.

Se trataba de uno de los vehículos más caros entre los 218 que se ofrecieron este 23 y 24 de febrero en la Base Militar de Santa Lucía, en Zumpango, Estado de México, y que habría usado el propio expresidente Enrique Peña Nieto. Ninguna paleta amarilla –otorgada por una garantía de 100,000 pesos, es decir más cara– se levantó. La martilladora siguió enumerando las cualidades: camioneta única en México en su tipo por ser de diésel y de un blindaje superior.

Entonces por el lado derecho de la carpa, un hombre sentado en la sexta fila alzó la mano con la paleta número 026. Era el empresario Enrique Herrera, quien un día anterior había comprado el automóvil Audi A8 por 1 millón 991,300 pesos. Este domingo en menos de un minuto adquirió la camioneta.

Lee: AMLO anuncia que habrá un ‘tianguis’ para vender autos ‘fifí’ en Santa Lucía

En su fin de semana de compras, el director general de TPS Armoring —una compañía de seguridad de autos blindados— adquirió siete vehículos y desembolsó casi de 4.5 mdp, de los cuales, 3 millones 598,400 fueron de los dos vehículos blindados.

La Suburban fue la oferta más atractiva de este domingo, en el que se vendieron 94 de 107 vehículos. En total, en los dos días, se llevaron 196 de los 218 motocicletas, autos, camionetas, tractocamiones y hasta autobuses que se ofrecieron. Solo faltaron 22, los cuales serán vueltos a subastar en próximas jornadas.

De acuerdo con López Obrador, el dinero recaudado será destinado para financiar la Guardia Nacional y programas sociales del actual gobierno. Según estimaciones iniciales, en los dos días de subasta se habría llegado al 50% de los 100 millones de pesos que el presidente busca conseguir. Este lunes la cifra se corroboró e incluso se superó por poco, pues el mandatario anunció que se recaudaron 62 millones 179,400 pesos, es decir 19 millones 461,700 pesos más del monto de arranque.

“Se los voy a prestar a López Obrador”

Entre una filas de camionetas negras “machuchonas”, como las llamó López Obrador en varias ocasiones, se encontraba una carpa blanca con decenas de personas con las carteras listas para comprar vehículos oficiales.

En entrevista, Herrera, aseguró que su empresa fue la fabricante de la camioneta blindada que volvió a comprar y que la adquirió porque es un vehículo que transportó a personajes importantes de la nación y son de muy alta calidad.

El empresario explicó que el Audi costó 9.5 mdp y se compró en 1.9, mientras que la Suburban tuvo un costo de 5.5 mdp y se compró 1.6 mdp.

Al término de la subasta y posando junto a sus dos adquisiciones, el empresario señaló que sus vehículos de lujo se los iba a prestar al presidente para cuando vinieran invitados especiales, así ya no se subirán al “Jetta”, como el día que el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, se subió al coche blanco en el que el mandatario suele trasladarse de un lugar a otro.

“Siendo para el presidente López Obrador se las vamos a prestar para que las pueda utilizar con los mandatarios extranjeros que requieren mucha seguridad”, comentó Herrera a ADNPolítico, quien dijo sentirse contento de que ese dinero que gastó servirá para financiar la Guardia Nacional y darle su voto de confianza al mandatario federal.

Un tianguis poco común

A diferencia de otras subastas del SAE, ésta llamó la atención por ser la primera de vehículos oficiales que se hace en la actual administración.

En estos dos días, la emoción recorrió a los pujadores cuando aparecía en las pantallas el lote por el que habían venido. Entre las frases “¿quién da más?”, “se va, se va” y “vendido”, transcurrieron las pujas de los autos de lujo.

Según lo dicho por el mandatario federal fueron alrededor de 500 personas los que se registraron a esta primera subasta, pero hasta el momento están anunciadas dos pujas más, una para 54 aeronaves y helicópteros usados incluso, por gobernadores, y otra de 66 autos de lujo como Porshe, BMW, Lamborghini, y Mustang, las cuales quizá despierten más interés de compradores o de cualquier persona dispuesta a vivir la emoción de las subastas de martillo.

Crédito: ADN Político
Foto: NotiMex

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros