‘Yo era un estudiante muy pobre’, cuenta Barbosa a rechazados BUAP y les coopera 500 pesos (VIDEO)



 

“¿Cómo voy a estar yo a unas cuadras comiendo cecina y chicharrón y ustedes aquí? Los invito a comer si quieren”, fue como cerró el gobernador Miguel Barbosa Huerta su visita al Zócalo de la ciudad de Puebla, en donde desde hace tres semanas mantienen un plantón un grupo de estudiantes que fueron rechazados, para estudiar en la BUAP.

 

Tras invitarlos al diálogo para encontrar soluciones con el fin de que continúen estudiando una carrera universitaria, les pidió acabar con la huelga de hambre, para que ningún otro joven acabe en el hospital como ocurrió con Diana la noche de este domingo 11 de agosto.

 

Lee: Ante negatividad del rector de la BUAP al diálogo, estudiante en huelga de hambre termina hospitalizada

 

“Vengo a cooperar para el boteo (…) vengo a cooperar con 500 pesitos para el boteo (…) para las tortas en la noche para los que están en huelga de hambre”, dijo al sacar un billete y pedir a su esposa, Rosario Orozco, presidenta del Sistema Estatal DIF a entregarlo como muestra de solidaridad con el movimiento.


 

“Cuídense por favor, no los quiero ver otra vez yendo a un hospital de urgencias, ¿de acuerdo?, no se lo merecen”, les pidió.

 

 

El gobernador morenista narró a los estudiantes que se identifica con ellos, porque él también pasó esa etapa, por eso tuvo que migrar en donde comía solo huevos y frijoles para acabar la universidad en la Ciudad de México.

 

“Mi vida ha sido muy de en carne viva, por eso entiendo todo lo que ustedes pasan. Nunca he sido alguien que haya tenido privilegios en la vida, nunca eh, nunca. Fui un estudiante pobre. Fui a estudiar a México y comía yo frijoles todos los días, huevo. Así es que conozco la realidad”, narró.

 

Recomendamos: Gobernador Barbosa le hace el trabajo al rector de la BUAP: atiende a rechazados en huelga de hambre (VIDEO)

 

Es la primera vez que un gobernador acude personalmente a un plantón de estudiantes para platicar con ellos y pedirles no poner en riesgo su salud dejando de comer, pues consideró que son jóvenes que tiene mucho futuro por lo que se deben analizar todas las posibilidades que hay para que salgan adelante.

 

Incluso les ofreció espacios en las universidades públicas del Estado o un empleo.

 

Por Alejandro Camacho/ @alecafierro


Entrada Relacionada