#Perfil: Pacheco Pulido, el priista que llega a góber interino de Puebla con apoyo de Morena



Compartir

Iván Tirzo/ @TirzoIván

Es considerado como un político experimentado y conciliador. A sus casi 86 años de edad, el priista Guillermo Pacheco Pulido se convierte en gobernador interino de Puebla gracias al apoyo de Morena que, con su mayoría en el Congreso local, lo designó como el indicado para ocupar la vacante que dejó la panista Martha Erika Alonso, tras su muerte el 24 de diciembre pasado.

En medio de acusaciones en su contra, de formar parte de quienes violentaron los derechos humanos de la periodista Lydia Cacho en 2005, el exmagistrado toma las riendas de la entidad dejando en el camino a quien hasta este lunes era el encargado de despacho: Jesús Rodríguez Almeida, además del diputado local con licencia, Gerardo Islas Maldonado.

Al final, hasta los morenovallistas se sumaron, debido a que el priista fue ratificado con 40 votos a favor. Sólo un legislador se abstuvo de cuadrarse a su favor en una votación secreta.

Recomendamos: El PRI buscará sumar a partidos políticos que antes servían a Moreno Valle

Un priista de la vieja guardia

El nuevo gobernador interino es abogado de profesión por la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

En toda su vida ha militado en el PRI en donde fue dirigente estatal en tres ocasiones, además de encabezar organizaciones afines como la Confederación Nacional de Organizaciones (CNOP), entre otras.

Fue presidente municipal de Puebla entre 1987 a 1990 por el Partido Revolucionario Institucional y en ese entonces empleó como su secretario particular al exgobernador Mario Marín Torres.

Es un personaje que tiene experiencia en ganar elecciones como de diputado local y federal.

Lee: Los años de militancia no son impedimento para ser candidato a gobernador en Morena

Siempre ha querido ser gobernador

Este priista nació en la ciudad de Puebla el 8 de febrero de 1933. Su padre, Macario Pacheco Altamirano es identificado en la entidad como un luchador social.

Una de sus ventajas que quizá lo ayudaron a convertirse en gobernador interino es que él sí es originario de Puebla, a diferencia de Almeida, originario de la Ciudad de México.

Pacheco Pulido siempre ha querido ser gobernador de Puebla. En la elección del 2004 buscó la candidatura, pero Mario Marín Torres le ganó la interina. El priista ganó la elección y gobernó la entidad entre 2005 a 2011.

Amplia experiencia en el servicio público

El cargo más reciente  que ocupó fue la presidencia del Tribunal Superior de Justicia, en el cual rindió protesta en 1999 cuando era gobernador Melquiades Morales Flores.

Te puede interesar: Los traidores del PRI: en el pueblo de los Morales gana PAN

Tras perder la interina en el PRI en 2004, prosiguió en el cargo en todo el sexenio de Marín Torres.

Uno de los momentos bochornosos de Pacheco Pulido ha sido que cuando se difundió su nombre como propuesta del PRI-Morena,  la autora del libro Los Demonios del Edén, Lydia Cacho se enteró que Pacheco Pulido se perfilaba entre los favoritos para convertirse en gobernador lo acusó desde sus redes sociales como uno de los cómplices de su tortura.

Él era el presidente del TSJ cuando Cacho fue detenida y encarcelada.

Un allegado a Barbosa

El empresario Javier Pacheco Pensado, hijo de Guillermo  apoyó a Luis Miguel Barbosa Huerta en la pasada elección por la gubernatura, como abanderado de Juntos Haremos Historia (Morena, PT y PES).

La relación que tejió con el exsenador le permitió convertirse en el favorito de los incondicionales de Barbosa en el Congreso.

Pacheco Pulido también es bien visto por las otras fuerzas políticas que lo respaldaron.

Lee: Barbosa frena a Yeidckol: no es tiempo de hablar de candidaturas

Ver este vídeo en YouTube.
Compartir

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros