“No vayan al hospital, allá matan”, dijeron familiares a sobrevivientes de ‘refino’ en Chiconcuautla



 

No vayan al hospital porque allá matan“, fue lo que le dijeron familiares a los sobrevivientes del refino, al cual algunos llaman ‘vino de la muerte’ en Chiconcuautla, cuando presentaron los primeros síntomas de la intoxicación. De no acudir al médico hoy estarían muertos, admiten.

 

En los últimos ocho días, han muerto 25 personas en el municipio de Chiconcuautla, Puebla, por consumir bebidas alcohólicas adulteradas. De acuerdo a la Secretaría de Salud en todo el estado, 70 personas han perdido la vida por ese motivo, 15 siguen hospitalizadas por la intoxicación y 11 más fueron dados de alta.

 

Puedes leer: Dan último adiós a muertos por alcohol adulterado en Chiconcuautla

 

Enrique, Fernando y Macrino, tres de los 10 que sobrevivieron al ‘refino’ en la Sierra Norte, relataron que sus familiares no los dejaban ir al hospital por la creencia de que iban a salir muertos al contagiarse de otro mal y solo les entregarían sus cenizas a sus esposas o a su mamá.

Sus hermanas me dijeron que me iban a demandar

 

A la esposa de Enrique García, sus cuñadas la amenazaron con denunciarla por llevarlo al hospital. Sin embargo la mujer decidió llevarlo a que recibiera atención médica pese al miedo de que fuera encarcelada injustamente por velar por la salud de su esposo.

 

“De por sí no lo dejaban, me dijeron que si le pasaba algo yo iba a tener la culpa. Pues yo dije vamos a llevarlo, Dios quiera y sí venimos. Y ellas dijeron  pues tú sabes, si le pasa algo te vamos a demandar”, relató la mujer quien se encontraba a unos dos metros de sus cuñadas.

 

 

A la mujer de aproximadamente 50 años de edad, con vestimenta colorida y que apenas podía pronunciar el español, las hermanas de su esposo Enrique le dijeron que en el hospital matarían a su hermano y que ella sería la causante de ello. Sin embargo el hombre de unos 65 años de edad, se salvó y reconoció que sus consanguíneas no lo dejaban ir al hospital.

 

A Fernando Nicolás lo salvó su madre y su hermano

 

Fernando Nicolás se salvó de morir como sus paisanos, gracias a que su madre María de Jesús se opuso a los intentos de su familia de no llevarlo al hospital con el argumento de que ahí moriría. A la mujer, los primos de su esposo le dijeron que no llevara a su hijo, porque lo matarían en la clínica.

 

“Si lo hubiera dejado yo mi hijo, como sus primos me dijeron que allá nomás lo iban a matar (…) Otro mijo me dijo hay que llevarlo, porque así como está lo vamos a ver morir aquí en la casa”, relató la mujer.

 

 

Guadalupe Nicolás –padre de Fernando- dijo que con solo un trago su hijo se envenenó. En tanto a Fernando se le salen sus lágrimas, al recordar que se sentía raro y con mareos e incluso hay cosas que no recuerda, pero gracias a que lo subieron a una unidad del ayuntamiento y lo llevaron se salvó de morir en su casa ubicada en la comunidad de Zempoala.

 

Macrino Garrido de Macuilacatla

 

Macrino Garrido un hombre blanco de piel con bigote dorado, admite que tuvo miedo de morir en el hospital e incluso le contestó mal a conocidos que lo querían llevar al hospital. Tras padecer malestares por un lapso de dos días, aceptó la ayuda y comprobó que otros de sus paisanos murieron por atenderse a destiempo.

 

 

Se dijo agradecido de haberse salvado e incluso ofreció su ayuda para llevar a la gente que se sienta mal al hospital. Admitió que despreció a mucha gente que lo quiso salvar e incluso les pidió disculpas por su actitud, pues al final sí tenían razón.

 

“Yo soy una de las personas que me abstuve y me resistí. Pasaron entre 48 y 50 horas cuando empecé a insistir mi malestar, me hicieron la invitación y no acudí, pero bueno pido disculpas a los que no les hice caso (…) Afortunadamente me atendieron, le digo a la gente que no tengan miedo que van llegar al hospital y piensen que van a pasar otras cosas, es un líquido (refino) que si no se cura ya vimos con los propios ojos que unos se mueren”.


Avatar

Luisa Tirzo

Jefa de Información Criminóloga de profesión, Reportera por pasión…. Reporteó12 años para Síntesis. Fue corresponsal y coordinadora de Regionales en Cambio. Contacto: @LuisaTirzo / [email protected] / 222 709 4290

Entrada Relacionada