¡Pégame, pero no me dejes…!



Segunda parte de dos

 

Buen inicio de semana tengan todos nuestros apreciables lectores…

 

La semana pasada iniciamos abordando el tema concerniente al delito de violencia familiar, en esta entrega continuamos dicho tema polémico y controversial explicando lo inherente a la Violencia Patrimonial y al respecto debemos decir que es cualquier acto u omisión que afecta la supervivencia de la víctima, se manifiesta en: la transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de objetos, documentos personales, bienes y valores, derechos patrimoniales o recursos económicos destinados a satisfacer necesidades y puede abarcar los daños a los bienes comunes o propios de la víctima.

 

La violencia patrimonial, en la que se obliga a la persona a renunciar a sus derechos sobre una propiedad y/o se les saca de su casa, es más frecuente en la tercera edad. Los bienes materiales y los documentos personales permiten a las personas ejercer su libertad y autonomía e inciden en su proyecto de vida, cuando se les priva de todo esto, se vuelven vulnerables. Debemos tener presente que este tipo de violencia se configura si: 

 

  • Si rompemos objetos que son valiosos para el agredido (a). 
  • Despojar de bienes como tu casa, tu auto o herencia 
  • Esconder objetos o materiales que use la víctima en el trabajo, con el propósito de que no lo realice 
  • Esconder la tarjeta de crédito, acta de nacimiento, credenciales o documentos personales importantes. 
  • Quitar el salario 
  • Negarse a cubrir la pensión alimenticia asignada a sus hijas o hijos 
  • Despojar a las personas de la tercera edad de sus pensiones.

 

Por ultimo referiremos lo inherente a la Violencia Sexual como parte de la violencia familiar.

 

Como Violencia Sexual debemos entender cuando nos referimos a malos tratos sexuales, o sea, a relaciones sexuales no consentidas, forzadas o impuestas al otro. También se aplica a prácticas sexuales humillantes, de vejación o que ocasionen dolencias físicas o riesgo para la vida, incluso si se llevan a cabo entre adultos que consienten.

 

Este tipo de acciones violentas pueden realizarse con el propio cuerpo o con objetos; pueden ocurrir dentro o fuera de una relación afectiva o familiar, y suelen ir acompañados de otras formas de violencia como la psicológica, verbal y emocional.

 

Después de dejar establecido lo concerniente a la violencia, debemos mencionar que esta cursa por tres etapas o momentos en donde las interacciones violentas dentro de la pareja están vinculadas con un incremento de la tensión en las relaciones de poder establecidas.

 

Durante el ciclo intercambios son cada vez más tensos y allí es cuando emerge la violencia física. “El golpe debe ser visto como un acto de impotencia más que como una demostración de fuerza, ya que cuando no logra cumplir con las expectativas, siente que pierde el poder frente a la víctima”.

 

Fase I: “De acumulación de tensión”

 

Aquí se dan pequeños episodios que llevan a roces permanentes entre los miembros de una pareja o familia, con un incremento constante de ansiedad y de hostilidad. Esta fase puede durar años, por eso, si la víctima busca ayuda se puede prevenir la irrupción de la fase aguda o del golpe.

 

Fase II: “Del Golpe”

 

Esta es la etapa en donde la mujer o integrante de la familia, frente al golpe, lleva a cabo la denuncia judicial. La violencia física se convierte en un detonador y es por eso que intenta poner fin a ésta crisis.

 

Fase III: “De idealización o luna de miel”

 

Finalmente se produce el arrepentimiento por parte del el victimario o agresor. La mujer lo perdona y vuelve a creer en su pareja debido a su escasa capacidad de poner en palabras lo que siente y piensa. En ésta fase, él demuestra su arrepentimiento y suele hacerle regalos para que ella vea que es el hombre del cual se enamoró. Frente a tal comportamiento, la mujer deja sin efecto la denuncia.

 

Está demostrado estadísticamente que las mujeres son las más vulnerables cuando se habla de violencia, y las denuncias así lo demuestran. Niños y adultos de la tercera edad completan el escalafón de uno de los flagelos que afecta a la sociedad. Muchas veces esto se da de manera silenciosa, situación que dificulta visualizar y solucionar el problema.

 

Lo que sucede, es que la agresión es utilizada por los hombres a fin de mantener una relación de discriminación, desigualdad y de poder. Dicho estado de tensión se manifiesta a través de agresiones físicas, sexuales, verbales y psicológicas, perpetradas generalmente dentro del ámbito familiar.

 

Si identifica que usted o algún conocido experimentan una de las características del ciclo de la violencia, acuda al Agente del Ministerio Público y busque ayuda además de seguir estas recomendaciones.

 

+ Resguarde sus documentos así como los de sus hijos, en una casa de algún familiar.

 

+ Si su pareja o el agresor asume una actitud violenta, retírese inmediatamente.

 

+ Acuda a buscar ayuda a las instituciones especializadas para buscar refugio temporal.

 

+ Llame al 911 para pedir ayuda la policía.

 

En caso de ser víctima de Violencia Intrafamiliar es necesario acudir a recibir los servicios médicos en la Cruz Roja o institución médica más cercana, solicite el parte médico de lesiones para poner la denuncia correspondiente en la Agencia del Ministerio Publico de la Fiscalía General del Estado. 

 

Recomendaciones en caso de abuso sexual:

 

-Evitar bañarse después de abuso, si lo hace se pierden evidencias.

 

-Llevar la misma ropa con la que fue victimada.

 

-Acudir antes de trascurridas 48 horas, para rescatar las más evidencias posibles.

 

Pero sobretodo, presente su denuncia y no deje impune este delito que, lamentablemente ha incrementado su incidencia en la actualidad, y por callarlo muchas mujeres y niños hasta la vida han perdido… ya que en estos casos ¡el silencio mata!…

 

 

Lo anterior ¡se tenía que decir y se dijo!

 

¡Nos leemos la próxima semana!

 

 

Búsquenos en redes sociales para cualquier comentario de esta o cualquier otra publicación de HABLANDO DERECHO DE DERECHO: 

 Facebook: sidecalifirmalegal 

Twitter: @SIDECALI 

Whats App: 2225802438/ 2227144225  

                      


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros