Hospital contrata a gato como guardia de seguridad



No hace falta ser muy ducho para darse cuenta de que los animales pueden hacer mucho más amena una jornada laboral. Y ni hablar si se trata de mascotas que pueden convertirse hasta en miembros del equipo profesional.

 

Algo así han experimentado en el Hospital Epworth de Richmond, en Australia, donde las autoridades han “empleado” recientemente a un gato para cumplir con el rol de vigilante.

 

Se trata de Elwood, el nuevo guardia de seguridad de Epworth que mantiene la ley y el orden mientras disfruta del amor y la atención del personal y los pacientes del hospital. Este gato ha estado rondando los terrenos del hospital durante aproximadamente un año, pero recientemente lo ascendieron como parte del equipo de seguridad e incluso le dieron su propia placa de identificación.

 

Quien ha arrimado a este michi al plantel de salud del mencionado sitio es Chantel Trollip, una médica que trabaja como patólogo en el hospital. Chantel conoció al gato atigrado rojo y blanco hace aproximadamente un año, cuando comenzó a hacer más turnos y siguió viéndolo por los terrenos del hospital.

 

Recomendamos: Activistas alimentan a mascotas abandonadas en Wuhan tras coronavirus

 

Un día de julio de 2020, se dio cuenta de que llevaba un collar con una placa de identificación idéntica a la que usan ella y el resto del personal del hospital. Incluso cuenta con su propio código de llamada en la parte posterior.

 

“De hecho, estaba teniendo un caso de ‘sads’ ese día… ¡Pero ver su placa de identificación cambió todo mi estado de ánimo!”.

 

 

El gato Elwood porta su identificación con orgullo mientras inspecciona las instalaciones del hospital. Quizás a muchos no les parezca lo suficientemente fuerte como para proteger al hospital de cualquier problema o incidente, pero en realidad sin lugar a dudas su ternura podría resultar una excelente táctica para persuadir.

 

“Creo que cualquier criminal potencial se ve frustrado por su dulzura cuando los transeúntes lo ven… Tiene un maullido muy dulce y creo que cualquier persona con mala voluntad cambiaría automáticamente sus planes al escucharlo, así que supongo que esta es su forma de hacer el trabajo”.

 

 

Crédito: intriper

Por: @MTPNoticias 

 


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros