SUMAN 21 GASOLINERAS CLAUSURADAS POR NEXOS CON EL HUACHICOL



Entre los dueños de estaciones de servicio que resultaron afectados destaca el exalcalde de Palmar de Bravo, Pablo Morales Ugalde, actualmente preso en un penal federal en Veracruz por presuntos nexos con bandas de huachicoleros.

 

Luisa Tirzo / @Luisa Tirzo

En la guerra contra el tráfico de gasolina en Puebla, durante el 2017 fueron clausuradas un total de 21  gasolineras por supuestos nexos con ladrones de combustible pues se prestaban a comercializar el hidrocarburo robado.

Según un comunicado  que envío este miércoles la empresa productiva, ratificó su convenio con el gobierno de Antonio Gali Fayad para seguir combatiendo este delito que, tan solo el año pasado dejó más de 70 muertos, entre ellos a 11 uniformados entre militares, marinos y policías locales.

“Todo el que conozca, compre o comercialice combustible robado y no lo denuncie, se está afectando a sí mismo y a toda la población, pues robarle a Pemex es robarle a México”, refiere el director general de Pemex, Carlos Treviño en el comunicado.

En julio del año pasado fue detenido el alcalde de Palmar de Bravo –localizado en la zona del triángulo rojo–  Pablo Morales Ugalde por supuestos vínculos con huachicoleros.

La Procuraduría General de la República (PGR) lo acusa de no comprobar el origen de 20 millones de pesos, recursos que presuntamente fueron desviados del municipio y provienen de la venta de combustible robado a través de sus cuatro gasolineras que, también fueron cerradas.

Se han realizado más de dos mil operativos

En el mismo comunicado enviado por Pemex se informó que el gobierno local ha realizado 2002 operativos en el estado con un saldo de 3,138 vehículos asegurados, 781 personas remitidas a las autoridades, 1,334 tomas clandestinas inhabilitadas y más de 6 millones de litros de combustible decomisados. Estas acciones se han realizado de 2017 a la fecha.

Como parte de las acciones para seguir enfrentando  esta problemática, Pemex Logística realiza diversas acciones focalizadas a fortalecer la seguridad del sistema de ductos incorporando tecnología de última generación, así como el uso de medidores de referencia para acotar los tramos de medición y facilitar la identificación de puntos de extracción ilegal, según la versión oficial.

Estas acciones forman parte del Plan Integral contra el robo de combustibles que lleva a cabo el Gobierno de la República y los gobiernos locales y se ha hecho un llamado a toda la sociedad para que denuncie de manera anónima cualquier irregularidad al número gratuito 01800 228 9660.

Actualmente Puebla se ubica en el segundo lugar en tomas clandestinas a ductos de Pemex –después de Guanajuato- pero en 2016 cerró en la primera posición. Cuando Gali Fayad tomó el mando, emprendió una estrategia contra los ladrones de gasolina pues según dijo, familias enteras ya estaban metidas.

 

 Foto: Especial

 


Avatar

Luisa Tirzo

Jefa de Información Criminóloga de profesión, Reportera por pasión…. Reporteó12 años para Síntesis. Fue corresponsal y coordinadora de Regionales en Cambio. Contacto: @LuisaTirzo / [email protected] / 222 709 4290

Entrada Relacionada