Beneficiados del morenovallismo callan ante escándalo del castigo de Dios



Mientras a nivel nacional hubo críticas por la declaración del gobernador Miguel Barbosa Huerta entorno a que Dios castigó a quienes le robaron la elección del 2018, principales beneficiarios del morenovallismo callaron.

 

Tal es el caso del exgobernador Antonio Gali Fayad quien desde el pasado 5 de septiembre, dejó de tuitear.

 

 

Recomendamos: “Yo gané, me la robaron, pero los castigó Dios”, dice Barbosa sobre elección del 2018 (VIDEO)

 

Sandra Izcoa, cercana colaboradora de Martha Erika Alonso tampoco emitió algún comentario y su último post fue para quejarse contra Seguros GNP.

 

 

Tanto Gali, como Izcoa trabajaron en la administración de Rafael Moreno Valle (2011-2017), cuando inició la era del morenovallismo que acabó el 24 de diciembre del 2018 cuando se desplomó el helicóptero en el que viajaba el panista y su esposa Martha Erika Alonso además de otras tres personas.

 

Luis Banck Serrato tampoco lo hizo, aunque fue beneficiado con la presidencia municipal de Puebla sin haber ganado en las urnas.

 

Lee: Frase de Barbosa entorno a que Dios castigó a los Moreno Valle-Alonso causa polémica

 

Desde el 2 de Octubre está inactivo de las redes sociales.

 

 

Sin embargo, quienes están activos y que también fueron principales beneficiarios del morenovallismo es Gerardo Islas Maldonado, quien tampoco emitió una postura al respeto.

 

 

En la misma línea fue el ex panista Marcelo García Almaguer, hoy diputado local independiente quien se benefició del grupo y hasta la fecha pues llegó a ser legislador Gracias a Moreno Valle que le regaló una candidatura plurinominal.

 

 

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros