TIENES GANAS DE PUEBLA
Programa Paseo Luces
Publicado enVirales

Entérate cuándo es el Día Internacional del Juguete Sexual

Día del juguete sexual
Foto: Platanomelon

El placer sexual ha estado vinculado en diferentes culturas, incluso a un nivel místico y de reconexión espiritual, por eso no sorprende que los juguetes eróticos también tengan sus siglos de antigüedad, aunque por supuesto no tenían esta definición.

En el 2005, en el yacimiento de Hohle Fels, Alemania, se encontró el dildo más antiguo del mundo que data de la era paleoli?tica: mide 20 cm de largo, 3 cm de ancho y tiene relieves tallados. Han pasado 28 mil años desde su creación. Pero en muchas culturas se usaron y eran creados con materiales como piedra, cuero, cera y madera. ¿Por qué nos asustaría usarlos si ahora ya vienen hasta en colores, distintas formas y de silicón blandito?

Sí, los juguetes sexuales han evolucionado pero siguen teniendo el mismo fin: otorgar placer a las personas, ya sea solxs o en compañía. La transformación de los juguetes favoritos de lxs adultxs tiene muchos vértices, y su creación y desarrollo son temas muy importantes.

Lee: Prohíben terapias de reconversión sexual por vulnerar derechos humanos

Por ejemplo, en Platanomelón, la marca de juguetes eróticos más importante de México, primero investigan sobre los aspectos básicos del desarrollo: el material, medidas, cómo debería ser la forma, ergonomía y costos; además: cuál es el objetivo del producto; tipología, textura, si necesita lubricante así como el target.

Además, trabajan con materiales aprobados y certificados por la normativa de cada país de Medical Device. Y para juguetes, hay que decir que no todo son dildos, los hay de todos los tamaños, colores, formas y objetivos. De hecho, Platanomelón tiene un test que te dirá cuál es tu juguete ideal aquí. Ahora sí, vamos a desmenuzarlos:

Dildos: es un objeto que generalmente tiene forma fálica y no vibra (o vibraba en la antigüedad), las distintas formas también dependen de su uso, ya sea para penetración vaginal, anal o bucal. Algunos de ellos se colocan en arneses para penetrar a otra persona, o hay otros que tienen ventosa para jugar en el baño o en algún sitio con superficie que sirva para sujetarlo. Andy, por ejemplo, funciona tanto para penetración vaginal como anal y tiene una forma muy singular con un modo de vibración.

Vibradores: como su nombre lo dice, estos juguetes sobresalen porque sus vibraciones son su punto estratégico, los hay para estimulación externa, como los clitoriales, e interna, como los de penetración vaginal. Estos juguetes usan un pequeño motor eléctrico de rotación con un objeto contrapuesto en el eje central para que las vibraciones entre ellos lleguen a lo más recóndito del placer. ? Los hay para principiantes y para avanzadxs, dependerá de qué se te antoje experimentar.

Conejitos: aunque entra en la categoría de vibrador, merece su propia mención ya que hay distintos modelos que se han desarrollado con el paso de los años y viendo por las necesidades de las mujeres y personas con vulva: su gran característica es que las “orejitas” estimulan el clítoris mientras que el cuerpo del juguete hace lo suyo con la vagina y la zona G. Aunque es uno de los favoritos de muchxs, hasta hace poco era un juguete “avanzado”; pero no hay nada que lxs genixs de Platanomelón no puedan, y crearon Nito, su parte interna es más pequeña en comparación con otros conejitos, ideal para comenzar a explorar la Zona G, ya que la penetración es más fácil.

Succionador de clítoris: centra su poder en el clítoris para tener orgasmos más explosivos, ha revolucionado el placer en esta zona y se ha convertido en el favorito de muchas; existen con diferentes funciones, Mambo, de Platanomelón, por ejemplo, tiene 12 niveles de succión, 2 boquillas intercambiables y estimula el clítoris por fuera y por dentro y profundamente. Para la tecnología de succión también se usa un motor de rotación y se le añade una leva en sentido perpendicular al eje de rotación, así, la leva se mueve hacia delante y hacia atrás generando ondas de presión absorbente sobre el clítoris.

Juguetes para pene: lejos del mito que sólo las mujeres o personas con vulva usan y quieren juguetes, los hombres y personas con pene merecen ser consentidos con masturbadores, que pueden ser manuales, con distintas texturas y de un solo uso, o más tecnológicos, recargables y con vibraciones de distintas intensidades. ¡Es más! Flama tiene dos motores independientes con vibración y pulsación que estimulan todo el pene, no solo el glande; por si fuera poco, tiene modo calor para que no falte nada. Por otro lado, los anillos vibradores ayudan a que las erecciones sean más potentes y duraderas, además de estimular el clítoris durante la penetración. Los lazos o anillos estranguladores sirven para aumentar el placer y tener erecciones más prolongadas y jugar por más tiempo.

Síguenos en @MTPNoticias/ Metropolitano Puebla