FORTALECEMOS AL CAMPO POBLANO
PREDIAL 2023
Publicado enPolítica

Extrabajadores de la Secretaría de Bienestar confirman que Abdala desvía recursos

Al menos 26 trabajadores de la Secretaría de Bienestar Federal fueron despedidos injustificadamente debido a que conocían las irregularidades con las que se maneja la dependencia al frente de Rodrigo Abdala, hoy investigado por la Secretaría de la Función Pública.

 

Lo anterior porque se pretendía obligarlos a hacer campaña a favor de Bertha Luján, creando comités ficticios para favorecerla y que resultara designada como dirigente nacional de Morena.

 

En conferencia de prensa, Adrián Tolama Nieva destacó que dentro de la entrega de los programas sociales, desde el mes de julio se les notificó a los trabajadores el despido con cargo de jefes de región y auxiliares bajo el argumento de que no les satisfacía la forma en la que venían trabajando.

 

Lee más: AMLO no protegerá ni encubrirá a Abdala por desvío de recursos

 

Reveló que fue el delegado de la región 7 con cabecera en San Martín Texmelucan, José Manuel Vera Salgado, quien informó el 28 de agosto sobre el despido arbitrario de los 26 trabajadores, quienes se negaron a participar en dichos comités y detalló que a los beneficiarios de los programas sociales se les iba a pedir su INE, a fin de crearlos.

 

“Nos quisieron obligar a lucrar con las credenciales de elector de adultos mayores y personas con discapacidad para generar supuestos apoyos a la candidatura de Bertha Luján para encabezar la dirigencia nacional de Morena”.

 

Adrián Tomala, representante de los despedidos, también dijo que los trabajadores fueron obligados a acudir a actos proselitistas cuando Bertha Luján vino a la entidad poblana, además de que debían ofrecer apoyos del fideicomiso destinado a los afectados por el sismo de 2017, pero aseguró que presentarán las debidas denuncias en contra de Rodrigo Abdala y José Manuel Vera Salgado.

 

Lee: Función Pública investiga a Rodrigo Abdala por desvío de recursos con fines electorales

 

Por Alejandro Camacho Fierro/@alecafierro