Corina se victimiza tras quedar fuera de la carrera a la ASE en Puebla



La aspirante a contender por la titularidad de la Auditoría Superior del Estado, Corina Ramírez acusó ser víctima de violencia política de género, luego de que fuera descartada de la lista.

 

En conferencia de prensa, denunció que solo por ser mujer fue excluida de seguir en la pelea, no así por las supuestas acusaciones por robo en su contra, falta de experiencia y que tenga padrinazgos políticos.

 

“Tras la guerra sucia que emprendieron en mi contra, en donde se me acusa del presunto robo de un equipo de cómputo y sustraer información fiscal del 2016 al 2018; así como también, de haber estado al frente del Colegio de Abogados de Tecamachalco y de proteger a huachicoleros e incluso, asegurar que era candidata del diputado local Gabriel Biestro, me cerraron las puertas”.

 

Lee: Morenovallistas impulsados por Villanueva a la ASE pasan segundo filtro; quedan fuera 8

 

Destacó que la dejaron fuera de la contienda solo por haber sido de las únicas dos mujeres que se postularon; además aseguró, tras evidenciar con documentos, que las acusaciones en su contra, son falsas.

 

Por ello, sentenció que procederá penalmente en contra quienes resulten responsables de este daño moral, profesional y económico.

 

“Asimismo expreso otros hechos de violencia de política de género, es que tratan de vincularme a padrinazgos políticos, con el fin de desprestigiarme como aspirante, tal como lo señalan los siguientes párrafos publicados en diarios digitales”

 

Ante ello, aseguró que su aspiración era legítima toda vez que era una aspirante ciudadana, con una aspiración profesional y apartidista.

 

Por Alejandro Camacho/ @alecafierro


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros