Perfil: Josué Emanuel pensó que ganaría más en Uber; lo asesinaron y dejó un hijo en la orfandad



 

Josué Emanuel Vital abandonó hace tres meses su oficio de carpintero para conducir un Uber con el sueño de ganar más dinero porque tenía planes de casarse con su pareja con la que compartía su hogar desde hace más de seis años en San Lorenzo Almecatla, Cuautlancingo.

 

Josué fue asesinado este domingo 23 de febrero cuando prestaba un servicio por la noche a tres estudiantes de Medicina de la BUAP y de la Upaep, dos de ellos colombianos, en el municipio de Huejotzingo, Puebla.

 

El hombre de 29 años de edad era padre de un niño de seis años de edad, al que dejó en la orfandad y que ahora será criado solo por su pareja.

 

Durante el velorio, este martes, el pequeño aún no comprendía lo que le ocurrió a su padre, y sus abuelos le han dicho que “Diosito necesitaba un servicio de Uber, y por eso mandó a traer a su padre”.

 

La mañana del trágico domingo Josué Emanuel desayunó con su familia, su suegro le rogó que no saliera a trabajar y que mejor se quedara en casa. El joven respondió que no, que tenía que salir a ganarse el pan de su casa.

 

Recomendamos: Marchan más de 6 mil en Puebla por asesinato de estudiantes, dos de ellos colombianos (EN VIVO)

 

“Su suegro sentía ansiedad, una especie de presentimiento y le dijo, no salgas hijo. Pero Josué le contestó; no suegro, tengo que salir a ganarme el pan para su hija y su nieto”, comentó uno de los familiares a MTP Noticias.

 

Josué Emanuel era un joven trabajador y estaba entusiasmado por llevar al altar a su pareja. Dejó su oficio de carpintero a finales de 2019, con la esperanza de ahorrar dinero más rápido como chofer de Uber, para juntar para su boda.

 

La mañana del pasado domingo se despidió de los suyos y después de una larga jornada llegó a prestar el último servicio del día a Huejotzingo. Con ese servicio esperaba completar la cuenta del día y regresar a casa, pero ya no lo hizo.

 

Ximena Quijano, José Antonio Parada, y Francisco Javier Tirado, estudiantes de la Upaep y de la BUAP, solicitaron sus servicios minutos después de las 21 horas con 30 minutos del domingo en Huejotzingo.

 

Los jóvenes se dirigían a la ciudad de Puebla, pero no fue así, porque según información de la Fiscalía General del Estado, tres hombres los privaron de la vida y los abandonaron en el paraje Los Tanques en la junta auxiliar de Santa Ana Xalmimilulco.

 

Sus restos fueron localizados gracias al GPS de José Antonio de origen colombiano, el cual fue rastreado por su madre.

 

Luego de su hallazgo, la tarde de este martes sus restos fueron entregados a sus familiares. La familia de Josué Emanuel, no quiso declarar ante los medios y pidió respeto a su dolor.

 

Un hombre mayor, comentó que no pretenden siquiera pedir justicia a las autoridades, porque ni con ello les van a devolver a su hijo.

 

“Nosotros no creemos en la justicia de los hombres, porque ni así nos van a regresar a nuestro hijo. Tenemos un pensamiento, de que será nuestro Dios quien haga justicia, porque a él no se le escapa nadie”, agregó.


Avatar

Luisa Tirzo

Jefa de Información Criminóloga de profesión, Reportera por pasión…. Reporteó12 años para Síntesis. Fue corresponsal y coordinadora de Regionales en Cambio. Contacto: @LuisaTirzo / [email protected] / 222 709 4290

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros