FORTALECEMOS AL CAMPO POBLANO
PREDIAL 2023
Publicado enDestacadas, Internacionales

Niño queda hospitalizado en EU mientras cadáveres de sus padres son repatriados a Puebla

Jonathan Cardozo de 11 años de edad cumplió 2 semanas hospitalizados en Estados Unidos, mientras los cadáveres de sus padres y de su hermana fueron repatriados a Huaquechula, Puebla, el pasado fin de semana, informó la Secretaría General de Gobierno.

 

El pequeño es el único sobreviviente de un accidente en el que la familia poblana fue aplastada por un tráiler cuando viajaban en su auto por una de las carreteras de Nueva Jersey.

 

Jonathan está solo en un hospital en territorio norteamericano, pero el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido obtuvo este 22 de julio una visa humanitaria para Delfina Atlixqueño, abuela del niño, para que en breve
viaje a cuidar a Estados Unidos a cuidad a su nieto.

 

Recomendamos: Padres e hija fallecen aplastados por tráiler en Nueva Jersey, niño queda en la orfandad

 

Según información de Telemundo: “La investigación preliminar establece que el auto Mazda del 2005, en el que transitaba la familia hispana, se accidentó con un camión de carga de gas propano, entre West Boulevard y Lake Road. El sedán quedó atrapado debajo del ‘truck’ saliéndose de la vía hasta impactar un árbol”.

 

El Instituto Poblano de Asistencia al Migrante (IPAM) repatrió los restos de los padres del niño: José N. y Adriana N., y de su hermana Mariela N. y los entregó a sus familiares en Huaquechula, donde ya fueron sepultados.

 

El director del IPAM, Christian Ayala Espinosa, informó que en cumplimiento a la instrucción del secretario General de Gobierno, Fernando Manzanilla Prieto, personal “Mi Casa es Puebla” en Passaic, mantiene la atención a Cardoso Báez, quien permanece hospitalizado desde hace dos semanas en Estados Unidos.

 

Te puede interesar: Comienzan las redadas en Estados Unidos, detienen a 20 migrantes

 

Explicó que el menor de 11 años de edad fue intervenido quirúrgicamente los pasados días 15 y 17 de julio, para atender las quemaduras que sufrió por el accidente, y continúa hospitalizado.

 

Por Alfredo Ramírez