Investigan por secuestro al diputado poblano Jonathan Collantes en Nuevo León



Tras ser investigado inicialmente por el delito de sustracción de menores, el diputado local Jonathan Collantes Cabañas, quien presuntamente con engaños se llevó de Guadalupe,la hija de su expareja en el 2015, ahora es acusado por secuestro agravado.

 

Fuentes con acceso a la carpeta de investigación confirmaron al periódico El Norte que la Fiscalía de Nuevo León varió el delito por el que investiga al diputado en el Congreso poblano, luego de que en el 2019 la indagatoria quedó a cargo de la Fiscalía Especializada en Feminicidios y Delitos contra la Mujer.

 

El principal argumento del Fiscal encargado, para cambiar el sentido de la indagatoria es que la menor, identificada como Ximena y actualmente de 10 años, y el político no están emparentados.

 

En su justificación para variar el delito, el fiscal señala que el Código Penal establece que la sustracción solo la pueden cometer los parientes consanguíneos hasta el cuarto grado.

 

Las fuentes indicaron que la defensa del político ligado a Nueva Alianza, al PAN y a los Moreno Valle, ha presentado diversas copias de actas de nacimiento emitidas en Puebla y Nuevo León en las que el exalcalde de Tlachichuca aparece como el padre.

 

Aunque según los informantes, esos documentos estarían alterados o son apócrifos.

 

Lee: Innecesario cambio de tarjeta de circulación: Collantes (VIDEO)

 

Incluso, revelaron, la copia de un acta original emitida por el Registro Civil de Nuevo León, en la que Collantes Cabañas aparece como el padre de la niña, desencadenó una investigación actualmente en marcha sobre supuestos pagos a funcionarios para cambiar en las copias certificadas los datos contenidos en los libros.

 

Según la abuela materna, Josefina Amescua, su hija Celene, fallecida por quemaduras en 2015, registró a Ximena como madre soltera, además de que entonces, en el 2009, todavía no conocía al diputado.

 

Documentos a los que El Norte tuvo acceso dan cuenta de solicitudes de colaboración recientes que la Fiscalía Especializada giró a la de Puebla, entre las que se encuentra la del aseguramiento y resguardo de Ximena.

 

Estos detallan que le deben tomar muestras de saliva para comparar su ADN con las de un empresario regio quien al enterarse del caso acudió con la autoridad para informar que él es el padre biológico.

 

La abuela explicó que la niña llegó a vivir a Guadalupe, a su casa, en enero del 2015, porque su madre se separó del político y viajó sola a Chiapas, donde en febrero de ese mismo año, en un accidente en un spa, sufrió quemaduras por las que murió semanas más tarde en la Ciudad de México.

 

En 2016 El Norte publicó que aunque sospechaba que el político tenía responsabilidad en el accidente, hasta ahora sin escalecer, la abuela dejó que la niña viajara bajo la supervisión de otra de sus hijas con él y su familia a Cancún, porque Ximena creía que él era su papá.

 

Pero la niña, el político y una comitiva de unas 20 personas, que lo acompañó a Guadalupe para celebrar el cumpleaños de la niña y pedir el permiso de la abuela, viajaron a Puebla y la tía fue regresada a Nuevo León en un vuelo.

 

Desde entonces, Ximena ha estado incomunicada de su abuela, y ella cree que el presunto plagio es porque ella sería la beneficiaria de un supuesto seguro de vida que la fallecida Celene adquirió cuando era pareja del político.

 

Crédito: El Norte

 

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros