Alberto Rueda Estévez


Pueblo enojado + autoridad ineficaz = linchamientos



Se cumplió ya una semana de los linchamientos que se registraron en los municipios de Tepexco y Cohuecan, los cuales dejaron un saldo final de siete personas muertas, a golpes por los pobladores.

 

El tema, sin duda, es delicado y existe una serie de factores que han provocado el hartazgo de la sociedad contra una percepción de impunidad que el nuevo Sistema Penal ha dejado tras de sí, no por el sistema mismo, sino por la implementación de este modelo desde los servidores públicos.

 

La respuesta del Estado fue prudente y, me parece, atinada. Hubo un acercamiento por parte del gobernador, quien los llamó a la sensatez y a devolverle la confianza a la autoridad en esta nueva etapa de gobierno.

 

(Por cierto… de pena ajena el discurso del sacerdote de aquella demarcación, que en lugar de hacer un llamado para que la población se conduzca con apego a las normas morales y religiosas, ponderando el derecho a la vida, se enfocó en el templo dañado que no ha sido rehabilitado tras el sismo del 2017. Que pena por el clero, pero esa es otra historia)

 


El punto es que los linchamientos son un acto de barbarie y Puebla se encuentra entre las entidades donde más hechos se han registrado en los últimos años.

 

Recomendamos: Cronología: Frente a policías y agentes de la Guardia Nacional linchan a 7 ‘secuestradores’ en Puebla (VIDEO)

 

Son también una expresión por la falta de capacidad de la autoridad (auxiliar, municipal, estatal y/o federal) para atender las demandas sociales en materia de seguridad.

 

Ya en el pasado y presente, se han establecido protocolos para atender estas crisis de gobierno en los municipios donde brota la violencia y se decide hacer justicia por propia mano.

 

Lo que ocurrió en estos municipios se resume en que la autoridad dio aviso al Estado y actuó conforme a los protocolos, pero se vio rebasada por una población enardecida.

 

Y esto tiene que ver con un hecho similar ocurrido, al inicio de esta semana, en la comunidad de Alchichica, perteneciente al municipio de Tepeyahualco, en los límites con Veracruz.

 

Dos ladrones fueron sorprendidos cuando robaban una camioneta de una empresa repartidora de leche, los aseguraron, maniatados y severamente golpeados.

 

Ahí se demostró que la autoridad municipal no supo como reaccionar, pero la comunidad fue más prudente y solo quedó en escarmiento a los dos hampones.

 

La Policía Estatal llegó al punto y logró rescatar con vida a los ladrones.

 

Son las dos caras de la moneda: autoridad preparada, pero población perdida en la ira; o población sensata, pero autoridad dedicada a hacer obras pequeñas, pintarlas de azul y esconderse cuando estos acontecimientos ocurren.

 

Lo cierto es que en esta zona del estado es urgente reforzar la seguridad e implementar la coordinación entre los estados de Puebla y Veracruz, tal como lo anunció el gobernador Miguel Barbosa.

 

***

 

Esta semana acudí a San Andrés Calpan y quedé sorprendido por la forma de como algunos pobladores se han organizado para hacer de la temporada de Chiles en Nogada, un modelo eficaz de impulso a la economía regional.

 

Cada año presentan la Feria del Chile en Nogada y las familias mismas se autoemplean y dan trabajo a otras familias, activando la economía de una forma impresionante.

 

Esta zona ubicada a las faldas del volcán Popocatépetl, es productora de la materia prima de este platillo, icono de la poblanidad.

 

Ahí se cosecha desde la manzana, el durazno, la nuez y demás productos que son degustados por comensales de la entidad, del país e incluso de otros continentes, quienes al llegar a Puebla son llevados a esta población, cuna de los ingredientes de tan suculento platillo.

 

Solo por poner un ejemplo, la familia de Serafín Bautista y Reyna Guerrero producen en los tres fines de semana que dura esta feria, de 800 a 1.000 chiles diarios, para lo cual se requiere del trabajo de entre 60 y 70 personas para poder atender la demanda de quienes buscan no perderse de la tradición de comer, cuanto menos un chile en la temporada.

 

Más iniciativas de estas se necesitan para que cada región, dependiendo de su vocación productora, impulsen su economía y dejen de esperar solo las despensas o los programas asistencialistas del gobierno.

 

Mi recomendación: busquen el Jardín de Los Compadres.

 

***

 

Este viernes ofrecerá su informe de labores, Angelica Mendieta Ramírez, quien es la directora de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

 

Destacará los logros alcanzados en la formación de los futuros comunicadores, una tarea nada sencilla, considerando la realidad actual que vive el país y el estado, donde la forma de transmitir la información externa e interna de cualquier ente social es de vital importancia parta el desarrollo mismo del entorno.

 

Enhorabuena.

 

Por Alberto Rueda Estévez


Avatar

Alberto Rueda Estévez

Actualmente reportero de Televisa Puebla, corresponsal para W Radio México; y columnista en Periódico Síntesis, Sexenio Puebla, Diario 24 Horas Puebla y MTP Noticias. Contacto: [email protected]

Entrada Relacionada