La herencia poblana de Anaya



Meme Yamel/ @MemeYamelCA

Parece que algunos métodos de Ricardo Anaya fueron heredados en el panismo poblano ya que ante la renovación de la dirigencia hay solo una candidata, y sí es Genoveva Huerta.

Esta situación es lógico que ha generado el descontento de los otros bloques dentro del blanquiazul, ya que, obviamente tener solo un candidato para una elección, pues… ya sabemos como resulta.

En conferencia de prensa el ex dirigente del PAN, Rafael Micalco, detalló que va a mandar una petición antes del 11 de noviembre a la dirigencia nacional del partido pidiendo una nueva convocatoria con la que se permita la participación de más interesados.

Obviamente nos queda claro que el otro interesado es el mismo Rafa Micalco, al que parece que haber cumplido un periodo en la dirigencia del acción nacional en puebla no fue suficiente.

Micalco asegura que quienes hoy llevan las riendas del partido no han entendido que tras la elección del 1 de julio deben darle paso a otros perfiles que sean capaces de obtener mayores resultados y recuperar ayuntamientos en las próximas elecciones.

Esto no es lo único, parece que la voz del también representante de Marko Cortés en Puebla, ya hizo eco y el diputado Oswaldo Jiménez se pronunció a favor de que se le permita participar en el proceso de elección.

Es más, para Oswaldo el asunto es más conciliador de lo que parece, si bien llegaran a existir limitantes para que Micalco participe en la renovación de la dirigencia llegó a convocar a Genoveva para que lo incluya en su equipo.

La idea parece clara, pero si el agua y el aceite no generan buena reacción ¡mucho menos lo lograrían Micalco y Huerta!

Pero aquí hay otro asunto, a Micalco parece que se le olvida el proceso, que aun no cuenta con una sentencia, mediante el cual existe una inhabilitación en su contra por parte de la Comisión Nacional Anticorrupción del PAN, misma que le impedía al comité entregarle su carta de salvedad de derechos político electorales que eran requisito para participar por la renovación de la dirigencia.

Como podrán ver a los panistas se les olvida que el principal problema de los partidos políticos es no escuchar a los militantes y querer resolver todo entre las cúpulas. El PAN siempre se ha caracterizado por ser un partido de élite en donde no cualquiera logra entrar, pero en realidad ¿los pobres panistas están solo destinados a ser dirigidos por Genoveva Huerta o Rafael Micalco?

Si ese es su destino, que sean sabios al elegir porque un claro ejemplo de una mala elección dentro de las cúpulas, hecha bajo caprichos y a modo ya les dejó un mal sabor de boca, tan malo que más de uno se arrepiente de aquí y hasta Atlanta.

¡Los leo!


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros