FORTALECEMOS AL CAMPO POBLANO
PREDIAL 2023

Meme Yamel/ @MemeYamelCA

Amaneció otra vez y entre los brazos del PAN se veía a lo lejos una pérdida. Marcelo García Almaguer decía adiós a la cuna que meció durante un muy buen rato, y mis amigos, esto no es una buena señal para nadie.

Partamos por el inicio, la designación o “victoria” de Genoveva Huerta suponía que tiempos malos se pronosticaban para los blanquiazules de Puebla; podría ser su inexperiencia, poca capacidad para liderar grupos, o simplemente sus malas formas de hacer política, pero el asunto se veía para terminar mal, y no nos equivocamos.

Claramente remover a García Almaguer de su cargo como coordinador del grupo parlamentario del PAN en el congreso local no solo fue una mala movida, si tomamos en cuenta que hablamos de Marcelo, pero también deja claras las prioridades de la dirigente estatal del PAN, y esa prioridad es demostrar quién manda y negociar por lo oscurito para que no se exhiba su inexperiencia, que si le sumamos la enorme pérdida patriarcal que sufre el bloque Morenovallista esto solo le dio cabida al CAOS.

Ahora, claro está que la renuncia del partido por parte de Marcelo es algo que nadie veía venir. Mucho menos después de promover un video en redes donde habla sobre la mala decisión de la dirigencia pero que eso no sería pretexto o excusa para que el dejara de conducirse como el panista que ha sido a lo largo de los últimos años, pero señores, algo cambió, algo pasó que Marcelo decidió hacerle frente a la inexperiencia de Genoveva y salir por la puerta de atrás, y les puedo decir claramente que fue lo que pasó…

A todas luces Marcelo se va de una contienda que no está perdida, está vendida.

Así como lo escuchan, con los frentes que se levantan del lado Morena como el senador Alejandro Armenta Mier el Partido Acción Nacional en Puebla está obligado a buscar un candidato que no solo crea que con los votos de la megacoalición va a obtener la victoria, necesitan un candidato con fuerza, que sepa señalar los errores de las administraciones nuevas y usarlos a su favor, pero que también sea empático, y carismático, que denote poder pero también humildad, y ese es un candidato que no tienen.

Sin saber si sería Banck o Gerardo Islas el que se aviente el tiro en contra de Alejandro Armenta o un muy deteriorado Barbosa lo único claro es que la salida de García Almaguer en nada suma y todo resta.

Te recomendamos: En jaloneo entre Armenta y Barbosa, así se dividen los legisladores (VIDEO)

En un partido que no se ve unido, que no tiene una dirigencia firme, que ni si quiera ha logrado generar consenso entre los mismos grupos al interior de sus filas ¿cómo pretenden vender estabilidad a un estado que está en uno de los momentos más críticos en materia de seguridad en su historia?

En definitiva faltan políticos que antes de ver por sus intereses vean por los del grupo al que representan y eso, claramente es algo que el PAN poblano debería de ponerse a reflexionar, si no; esto solo será el preludio de las crónicas de una derrota anticipada.

 

¡Los leo!