Los rápidos y furiosos del transporte público



Buen inicio de semana tengan todos nuestros apreciables lectores…

 

Después de que se ha fijado ya la fecha en la que se autoriza el incremento al peaje y que inclusive el gobernador del estado ha referido “pagar el costo político” respecto al incremento del pasaje, pero en los últimos días los noticieros no han dejado de informar eventos en extremo funestos que involucran al transporte colectivo y nos asalta la duda: ¿Así quieren subir la tarifa del pasaje?

 

Sin embargo, los usuarios, la gente que día a día usa el servicio están más que inconforme, pues las unidades están en mal estado y los operadores han cobrado la vida de muchos inocentes.

 

Por otra parte también hay otra realidad a la que se enfrentan los poblanos todos los días y es el hecho de que los operadores le han arrebatado la vida a muchas personas, pues tan solo hace unos días, se registraron tres accidentes provocados por rutas de transporte público en menos de 24 horas en la capital poblana y alrededores, dejando como saldo al mismo número de personas muertas y un herido de gravedad.

 


A manera de reflexión, citaremos 5 casos que ‘visibilizan’ este problema y que terminaron de manera trágica incidiendo en hechos que la Ley prevé como delitos a saber:

 

1.- RUTA 76 MATA A MADRE E HIJA EN CALLES DEL CENTRO HISTÓRICO.

La ruta 76 recientemente provocó la muerte de Ofelia de 71 años y su hija Adriana de 41 años. Mientras la ruta 76 transitaba sobre la avenida 11 oriente, a la altura de la 16 de septiembre, no cedió el paso a los peatones, por lo que terminó impactando a ambas mujeres con la parte frontal del microbús.

 

El golpe acabó al instante con la vida de Ofelia por traumatismo craneoencefálico severo, mientras que su hija Adriana sobrevivió por unos instantes, pero sus fracturas en el tórax, fémur y pelvis no le permitieron sobrevivir a pesar de que los paramédicos intentaron reanimarla.

 

El microbús fue abandonado y nuevamente el chofer se dio a la fuga.

 

2.- CHOFER DE LA RUTA 13 SE PASA EL ALTO Y ATROPELLA AL DIRECTOR DE MOVILIDAD EMMANUEL ZENTENO.

 

Emmanuel Vara Zenteno, director de Gestión de Movilidad del Ayuntamiento de Puebla falleció al momento de ser impactado por la unidad 14, de la ruta 13 cuando ambos circulaban por la avenida 11 sur, el 21 de noviembre de 2018.

 

En un video tomado por las cámaras de seguridad de la zona, se puede ver cómo el chofer identificado como Javier Julio N., se pasa el alto marcado en la intersección de la 4 poniente y la 11 sur-norte, momento en que Manuel Vara Zenteno rodaba con su bicicleta y fue golpeado y arrollado por la unidad.

 

El chofer intentó darse a la fuga, pero las personas que se encontraban en la zona hicieron que Javier Julio se detuviera y esperara a ser detenido por las autoridades correspondientes.

 

3.- VÍCTOR DE 12 AÑOS FUE ATROPELLADO MIENTRAS SE DIRIGÍA A LA ESCUELA EN BICICLETA.

 

Víctor, un niño de tan sólo 12 años, fue embestido en las inmediaciones de la calle Independencia, en la junta auxiliar de San Matías Cocoyotla en San Pedro Cholula, el 18 de septiembre de este año, pues alrededor de las 8 de la mañana, el pequeño se dirigía a la escuela a bordo de su bicicleta cuando una ruta 16 impactó al chico al ir echando carreritas con un compañero de la misma ruta.

 

Víctor recibió las debidas atenciones prehospitalarias; su bicicleta quedó partida en dos y el chofer fue detenido por agentes de la Policía Municipal.

 

4.- FRANCISCO MURIÓ FRENTE A SU HERMANO AL SER ARROLLADO POR UN STU.

 

El Sistema de Transporte Universitario (STU) recientemente se vio involucrado en un altercado cuando una de sus unidades que transitaba sobre Periférico Ecológico, impactó a Fernando N. de 25 años que iba acompañado de su hermano y resultó herido por el autobús.

 

Al lugar arribaron elementos de SUMA y atendieron a Fernando, aunque falleció minutos después de haber recibido atención médica por parte de los cuerpos de auxilio.

 

5.- LA PEQUEÑA JOSELIN FUE ATROPELLADA POR UNA RUTA 45ª.

 

El pasado lunes 30 de septiembre de este año, la ruta 45A atropelló a Joselín de tan solo 18 meses, quien se encontraba en un camellón del boulevar Municipio Libre, a la altura de la calle El Molinito de la colonia Emiliano Zapata, muy cerca de los límites de Puebla y San Andrés Cholula.

 

La madre de Joselín, quien se dedica al ambulantaje en dicha avenida, dejó a la pequeña en el camellón, mientras ella vendía chicles y pedía limosna, cuando la pequeña bajó de la banqueta, siendo arrollada por el chofer de la ruta 45A, quien se dio a la fuga y se desconoce su paradero actual.

 

Recomendamos: ¡OFICIAL! Costo del pasaje aumenta a 8.50 pesos a partir del 12 de octubre (VIDEO)

Ahora bien, estos citados ejemplos tienen como común denominador el hecho de que el transporte público es el causante de dichos decesos, que si bien es cierto se encuadran en hechos culposos, no dejan de ser hechos que la ley prevé como delitos y que, por ser cometidos por operadores de vehículos automotores destinados a prestar un servicio público, se agrava la conducta, ello según lo prevé el artículo 86 del código penal de nuestra entidad, mismo que reza:

 

“Artículo 86.- Cuando se cause homicidio por actos u omisiones culposos de quien realiza un servicio público de transporte, la sanción será de seis a quince años de prisión e inhabilitación de dos a diez años para transportar pasajeros, aun si lo hiciere en forma ocasional”.

 

Pero de esto anterior, surge una interrogante: ¿Acaso los permisionarios y las autoridades no son responsables de orillar estos hechos ilícitos?

 

Se plantea lo anterior, pues no es desconocido para la sociedad que por una parte los permisionarios que están exigentes del incremento al costo del servicio que prestan, no se preocupan por tener unidades en óptimas condiciones mecánicas, se avocan en exigir a los choferes cumplan con la famosa “cuenta”, que cumplan en forma los tiempos en los que cubrirán los recorridos, en proporcionar capacitación a sus operadores de manejo a la defensiva, en contratar a cualquier persona en muchas ocasiones sin importar la edad, entre muchas otras cosas que inciden en que de manera directa o indirecta a que se cometan estos ilícitos.

 

Por otra parte la autoridad del transporte también tiene su grado de culpa al no exigir a los concesionarios que acrediten la capacitación a sus operadores, a no realizar un estudio (serio) en relación al número de unidades por ruta que se requieren para brindar el servicio, ello con la finalidad de fijar itinerarios de recorridos y con ello no exista la necesidad de “corretear el pasaje” con lo que se evitaría que los operadores “jueguen carreritas”.

 

Además, realizar exámenes sorpresa antidoping a los choferes para evitar que manejen en estado inconveniente, y ¿por qué no?, hasta confinarlos en el carril exclusivo del Metrobus y hacerlo exclusivo de transporte público, pero sobretodo dejar los actos de corruptela existente hasta hoy día, a fin de que el número de percances viales y sobre todo de lesiones y decesos se reduzca…

 

¡Lo anterior se tenía que decir y se dijo!

 

¡Nos leemos la próxima semana!

 

Búsquennos en redes sociales para cualquier comentario de esta o cualquier otra publicación de Hablando derecho de derecho:

 

Facebook: sidecalifirmalegal 

 

Twitter: @SIDECALI 

 

WhatsApp: 2225802438 o 2227144225 


Entrada Relacionada