Puebla capital será la joya de la corona en 2021



La clase política del estado ya comenzó a moverse. Una cosa es el calendario legal que establece el inicio del proceso electoral en noviembre del 2020 y otra la necesidad estratégica de ir tomando posiciones para poder competir por un cargo en el 2021. En estos tiempos los políticos improvisados, los que no se prepararan con suficiente anticipación, diseñan una estrategia y la ejecutan, suelen perder en las elecciones o hacer el ridículo como gobernantes (si por casualidad logran ganar). En este orden de ideas, el municipio de Puebla es la posición más importante de todas las que estarán en juego en las elecciones del próximo año y la que más preparación demanda a quien quiera ganar y gobernar.

 

Lo que estará en juego en el país será el control de la Cámara de Diputados Federal. El presidente de la República querrá ratificar su mandato al conservar la mayoría absoluta en la Cámara, instancia donde se aprueba el presupuesto federal. La oposición intentará arrebatarle a Morena y sus aliados la posibilidad de modificar la Constitución y si fuera posible también la mayoría simple que les permite la aprobación de leyes reglamentarias.
En los estados donde también habrá elecciones locales la prioridad será el triunfo en los ayuntamientos ya que para los ciudadanos el presidente municipal es el cargo más importante. Por lo tanto, para ser competitivos en las elecciones de diputados federales es necesario contar con candidatos competitivos a presidentes municipales.

 

Además de los 4 distritos federales que estarán en disputa en el municipio de Puebla, la capital es el centro político y lo que aquí ocurre repercute en alguna medida en el resto de la entidad. En la historia política reciente hay múltiples casos en los que las elecciones comenzaron a definirse por la situación política que privaba en la capital y la percepción que generaba al interior del estado. Esa es la razón por la que afirmo que el municipio de Puebla será la joya de la corona en las próximas elecciones del 2021.

 

A pesar de que Morena ganó la gubernatura en la pasada elección extraordinaria del 2019, los resultados de la zona metropolitana le fueron adversos. Además de tiempo lo que le faltó a la oposición fue capacidad para comunicar el ánimo de la sociedad capitalina hacia el interior del estado, lo que quizá les habría traído otros resultados. Lo cierto es que la oposición está motivada y particularmente los panistas, quienes sienten que tienen la posibilidad de recuperar posiciones como el ayuntamiento de Puebla y otros de la zona metropolitana.

 

¿Qué tan probable es que los morenistas ganen? En este momento no lo sé, aun falta tiempo y muchas variables tienen que despejarse. Lo cierto es que la elección del 2021 no está definida. La aplanadora electoral que fue Morena en 2018 está muy lejos de repetirse porque el obradorismo como movimiento social no necesariamente se transforma en un movimiento político que capitaliza el partido. Además, la elección de cambio como fue la de presidente de la República en 2018, es muy diferente a una elección de ratificación del cambio como será la del 2021. El tema de la campaña no serán un juicio al trabajo de un presidente y un partido desgastado, Peña Nieto y el PRI, sino sobre la capacidad del nuevo presidente de satisfacer las expectativas que generó y si los nuevos gobiernos han sido capaces de mejorar las condiciones del país, del estado y de los municipios.

 

Una de las variables que tendrán que despejarse es la de los candidatos. Las preferencias ciudadanas dependen más de quienes compiten que de los partidos que los postulan. Sin López Obrador en la boleta los candidatos de Morena estarán más expuestos al escrutinio ciudadano y serán más vulnerables. Los panistas y principalmente los priístas requieren de imagen positiva y una trayectoria limpia para enfrentar el desprestigio de sus partidos.

 

Veamos el posicionamiento de algunos de los posibles aspirantes a una candidatura a presidente municipal de Puebla. La encuesta fue realizada por nuestra empresa MAS DATA con el patrocinio del portal de noticias Paralelo19

 

Entre los panistas, el exgobernador y expresidente municipal Tony Gali obtiene 92 por ciento de conocimiento, le sigue el expresidente municipal Eduardo Rivera con 70 por ciento y en tercer lugar el ex diputado local y ex Secretario de Salud Jorge Aguilar Chedraui con 59 por ciento. Mario Riestra es conocido por el 42 por ciento de los entrevistados, Blanca Jiménez por el 32 por ciento y Oswaldo Jiménez por el 16 por ciento. Gali tiene 45 puntos de imagen positiva contra 34 de negativa. Rivera Pérez tiene 43 puntos de imagen positiva y solo 19 de negativa. Aguilar Chedraui obtuvo 23 de positiva contra 21 de negativa. El resto de los panistas evaluados obtienen balances positivos pero con menores niveles de conocimiento.

 

El potencial de voto indica el porcentaje de los entrevistados que votaría por cada político evaluado. Este indicador mide la fuerza de voto de cada aspirante con independencia del partido político que lo postula y también muestra el nivel de rechazo. Del 92 por ciento que conoce a Tony Gali solo el 21 por ciento votaría por él para presidente municipal, el 51 por ciento no lo haría y el 19 por ciento no sabe. A Lalo Rivera lo conoce el 70 por ciento de los cuales el 21 por ciento votaría por él, no votaría el 32 por ciento y el resto no sabe. Entre el 59 por ciento que dijo conocer a Jorge Aguilar Chedraui el 10 por ciento votaría por él para presidente municipal, el 25 por ciento no lo haría. En este momento Eduardo Rivera es el panista mejor posicionado ya que el 30 por ciento de quienes le conocen votaría por él para presidente municipal.

 

Entre los aspirantes de Morena Fernando Manzanilla es el mejor evaluado. Lo conoce el 32 por ciento de los entrevistas, tiene 15 por ciento de opinión positiva contra 12 por ciento de negativa. El 6 por ciento votaría por él y no lo haría el 13 por ciento. A Gabriel Biestro lo conoce el 31 por ciento con 11 por ciento de opinión positiva y 7 por ciento de opinión negativa, para presidente municipal el 5 por ciento votaría por Biestro y 14 por ciento no lo haría. Olivia Salomón es conocida por el 14 por ciento de la muestra con 1 por ciento de imagen positiva y 3 por ciento de negativa. Solo el 1 por ciento votaría por Olivia Salomón para presidente municipal y 6 por ciento no votaría.

 

Enrique Doger es el priísta mejor evaluado con 79 por ciento de conocimiento, 37 por ciento de opinión positiva y 29 por ciento de negativa. Votaría por Doger el 20 por ciento de los entrevistados que equivalen al 25 por ciento de quienes le conocen y 37 por ciento no votaría por él, equivalentes al 47 por ciento. A Jorge Estefan lo conoce el 21 por ciento con 5 por ciento de opinión positiva y 7 por ciento de negativa. Votaría por Estefan el 1 por ciento y no lo haría el 15 por ciento.

 

Entre los independientes Enrique Cárdenas aparece con 54 por ciento de conocimiento, 27 por ciento de opinión positiva y 12 por ciento de negativa. Para presidente municipal votaría por Cárdenas el 15 por ciento de los entrevistados y el 23 por ciento no lo haría, significa que el 28 por ciento de los que lo conocen votarían por él. A Marcelo García Almaguer lo conoce el 16 por ciento de los cuales el 4 por ciento tiene una opinión positiva y 5 por ciento una negativa. Votaría por Marcelo el 1 por ciento y no lo haría el 8 por ciento.

 

Entre los posibles aspirantes que evaluamos, el puntero en el PAN es Lalo Rivera seguido por Aguilar Chedraui (Tony Gali presenta un elevado nivel de rechazo equivalente al 55 por ciento de quienes le conocen). En el PRI Enrique Doger, en Morena Fernando Manzanilla y entre los independientes aparece Enrique Cárdenas.

 


Avatar

José Zenteno

Director de MAS DATA. Investigador de percepciones y preferencias públicas.

Entrada Relacionada