Cobro de piso, una práctica común en Puebla



El ‘cobro de piso’, una actividad que realizan los grupos criminales y sociales, para brindar ‘protección’, o simplemente dejar trabajar a los comerciantes de lugares públicos, privados, sean dueños o empleados, se ha vuelto algo muy común en el Estado de Puebla.

 

Apenas el viernes, 4 de septiembre, el dueño de una panadería ubicada en San Pablo Xochimehuacan, fue asesinado en un intento de ‘levantón’ por un comando armado, tras resistirse a pagar el derecho de piso, sí, nuevamente, en una junta auxiliar que durante los 9 meses del 2020, se ha pintado de sangre por esta actividad ilícita.

 

Lee: Matan a uno y lesionan a dos en asalto a panadería en San Pablo Xochimehuacán

 

Pero, no sólo en esta zona se practica, varios comerciantes de un tianguis ‘de pulgas’ como se conoce coloquialmente, ubicado en Lomas de San Miguel, se acercaron conmigo para denunciar que dos personas, que se dicen ser los representantes del lugar, conocidos como: Don Roberto y Doña Rosi, les están exigiendo un pago de 20 mil pesos, por utilizar un pedazo de terreno de 3 x 3 metros cuadrados, cuando en el punto donde se establecen es una zona federal.

 

 

Estas personas, las cuales a decir de los afectados no pertenecen a alguna organización social o civil, desde que inició el 2020, les han pedido a los más de 200 comerciantes, dinero para construir baños y una capilla, sin embargo, no han visto un block de construcción en la zona.

 

Estos tianguistas se dicen preocupados porque no saben de dónde van a sacar o conseguir la gran cantidad de dinero que les exigen, ya que los días domingos, que es cuando acuden a vender sus productos como: ropa, zapatos usados y ‘chacharitas’, no logran ni vender $100.

 

Además afirman que les piden cuotas ‘voluntarias’, que van desde los 20 hasta los mil pesos, para que tengan el derecho de poder instalar su puesto porque de lo contrario, los corren.

 

Hoy, exigen al gobierno de Luis Miguel Barbosa, envíen a alguna comitiva especializada de gobernación o normatividad, para verificar la situación real del lugar, y mayor vigilancia por parte de la Secretarías de Seguridad Pública Estatal y del municipio de Puebla, ya que temen por su integridad al no juntar el dinero, que cada fin de semana les exigen.

 

Por Itzel/ @Itzivalencia


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros