¿Qué es la fatiga de pandemia y cuál es su efecto con el Covid-19?



Compartir

¿Después de todo el tiempo que hemos permanecido en casa, con las fiestas y reuniones canceladas, no te sientes harto? Se trata de la “fatiga de pandemia” que en todo el mundo está provocando importante rebrotes y oleadas de contagios de COVID-19 que ya están levantando las alarmas.

 

En España decretaron un estado de alarma en algunos municipios regresando las restricciones movilidad, en Italia están analizando la posibilidad de regresar al confinamiento, la Ciudad de México está más cerca de regresar al semáforo rojo que de avanzar al naranja y en general en toda Europa los rebrotes son preocupantes.

 

¿Qué es la fatiga de pandemia?

 

A nivel mundial la gente está cansada de quedarse en casa, de no reunirse con sus amigos, de no salir de fiesta o de no viajar por lo que cada vez más hay una tendencia creciente a arriesgarse a los peligros del coronavirus, ya sea por deseo o necesidad.

 

Es importante mencionar en este punto que no todo se trata de querer salir de fiesta. Hay muchas personas en todo el mundo que necesitan salir de casa para trabajar y conseguir el pan de cada día. Incluso hay países en que se implementaron protocolos urgentes para reactivar la economía por lo que poco a poco ya están regresando a los centros de trabajo e incluso escuelas.

 

Recordemos que en los primeros meses de la pandemia la gente salía a los balcones para aplaudir por quienes se quedaban en casa, por el personal de salud. Organizaban conciertos desde las ventanas, todos participaban en actividades para demostrar esperanza y unidad y echarnos porras entre todos. Conforme pasó el tiempo todo se convirtió en agotamiento, frustración y ganas de salir.

 

 

Lee: ¡Así el estrés por las clases virtuales! Niños terminan a golpes

 

Ahora es más difícil de controlar

 

Expertos consultados por The New York Times explican que los brotes de COVID-19 con una creciente sensación de apatía chocan y crean una combinación muy peligrosa.

 

Incluso funcionarios de salud alrededor del mundo afirman que ahora es más complicado controlar los brotes ya que la gente ahora es ligeramente más apática a respetar las medidas de distanciamiento e higiene. Y es comprensible después de tanto tiempo en casa pero si no se logra controlar, podría traer consecuencias aún peores que las que hemos observado hasta ahora.

 

 

Incluso los propios investigadores de la Organización Mundial de la Salud (OMS) estiman que al menos la mitad de la población en Europa está experimentado la peligrosa fatiga pandemia.

 

“Los ciudadanos han hecho enormes sacrificios”, dijo el Dr. Hans Kluge, director regional de la OMS para Europa. “Ha tenido un costo extraordinario, que nos ha agotado a todos, sin importar dónde vivamos o qué hagamos”.

 

Pero no solo es la cuestión de no salir, sino también de no ver a la familia, amigos, de trabajar desde casa, del miedo que provoca contagiarse y del bombardeo de información y números en los medios de comunicación.

 

Te puede interesar: Cómo afecta el estrés a tu cerebro

 

¿Qué podemos hacer ante esto?

 

En México y en todo el mundo la pandemia sigue. Aunque poco a poco se van reabriendo actividades y lugares, es importante que en todo momento sigamos los protocolos de reapertura y no aflojemos las medidas de sana distancia y de higiene.

 

Recuerda guardar tu distancia de los demás, usar siempre cubrebocas, lavarte las manos frecuentemente, acudir al médico si tienes síntomas de una infección respiratoria y cuidar a los grupos vulnerables de la población como adultos mayores y personas con comorbilidades.

 

 

Crédito: Sopitas 

Por: @MTPNoticias 

Compartir

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros