La evolución de Yalitza Aparicio reflejada en los Latin GRAMMY



Compartir

No ha sido un viaje fácil. La actriz mexicana Yalitza Aparicio está bajo los reflectores del mundo no solo gracias a su estreno como conductora de Latin GRAMMY este año, si no desde su nominación al Oscar como Mejor Actriz Protagonista en la cinta Roma en 2018.

 

Una nominación tan sorprendente como inesperada para una maestra de jardín de niños que hacía su debut en la pantalla grande.

 

Un debut que la llevó a aparecer en la alfombra de la entrega de premios más importante del cine con un vestido de Rodarte de tul color menta que flotaba como cumpliendo el sueño de la tradicional princesa de los cuentos.

 

Lee: Yalitza Aparicio, la más elegante en los Latin Grammy 2020 (FOTOS)

 

 

Pero la fábula de la incipiente actriz no terminó allí.

 

Desde entonces, la figura de Yalitza en los grandes escenarios ha llamado poderosamente la atención de medios internacionales, diseñadores y público en general.

 

Y es que, la de la mexicana no había sido entonces una figura tradicional en las alfombras rojas: de rasgos de origen indígena, tez bronce, cabellera lisa y ojos profundamente negros, su presencia se ha utilizado para representar un tipo de mujeres que no suelen aparecer en los glamorosos eventos de Hollywood.

 

El vertiginoso crecimiento de Yalitza

 

Durante este tiempo, Yalitza y su equipo han seleccionado cuidadosamente sus eventos públicos -casi con la misma meticulosa precisión que sus vestuarios- y han evolucionado a los de una mujer más madura, segura de sí misma y empoderada con sus elecciones.

 

De la mano de la stylist Sophie Lopez hemos visto a Yalitza estilizar su figura con prendas que resaltan su figura, dejan al descubierto sus hombros y ponen en resalto sus piernas. Ha cambiado el largo del pelo, se mueve con mayor soltura y luce prendas lo mismo de grandes diseñadores europeos de alta costura como de artistas latinoamericanos emergentes y consagrados.

 

En tiempo récord, Yalitza se ha convertido en un icono de estilo, con la vertiginosa soltura con la que se ha convertido en imagen para la marca francesa Dior en su campaña ‘Dior stand with women’, posa en la portada de la revista Vogue México, escribe una columna para el New York Times, adapta una historia de J.K. Rowling en un podcast en inglés o presenta sin miedo a los que hasta ahora eran sus artistas favoritos en el escenario de Latin GRAMMY.

 

“Me siento muy contenta de mis nombramientos y proyectos. Lo importante es siempre ir andando, tener la frente en alto dando tu máximo esfuerzo. No quiero que la persona que vaya a llegar a este punto pase por las cosas que yo pasé, como discriminación, malos comentarios o desconfianza”, comentó en rueda de prensa antes de su presentación en la entrega de premios más importante de la música latina.

 

Si su intención era visibilizar el trabajo de los menos privilegiados y poner los reflectores sobre otras formas de belleza lejos de los estereotipos, con su ejemplo parece estarlo logrando.

 

 

Crédito: Univisión

Por @MTPNoticias 

Compartir

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros