Durante la cuarentena proyectan películas en azoteas de Venezuela



La medidas sanitarias ante el coronavirus han comenzado a relajarse en algunos países del mundo, aunque en otros la cuarentena, el principal método para evitar contagios del virus, sigue vigente. Tal es el caso de Venezuela, donde miles de ciudadanos, a pesar de que se flexibilizaron las medidas, prefieren mantener el confinamiento realizando actividades inusuales, como ver películas desde sus techos.

 

Después de más de dos meses de encierro, algunos residentes de Petare, capital de Sucre, municipio del estado Miranda, colocaron sillas en sus azoteas, se asomaron por sus ventanas o se sentaron en las delgadas escaleras de cemento que serpentean por la barriada de la capital venezolana para disfrutar de una proyección de la película animada Aladdin.

 

Faltaron las cotufas” o palomitas de maíz, dijo Estefani Armanzor, de 27 años, desde una o azotea al lado de su casa mientras sostenía a su hijo Aaron, de tres años. “Estamos en cuarentena y los niños se aburren mucho”.

 

Recomendamos: Actriz de ‘Smallville’ se declara culpable de trata de mujeres para la secta NXIVM

 

La proyección de esta cinta es parte de una iniciativa de Zona de Descarga, una organización local sin fines de lucro que promueve la coexistencia pacífica en la colonias del este de Caracas, una zona más conocida por la violencia de las bandas criminales y la brutalidad policial.

 

El colectivo también ha organizado sesiones de lectura para niños e interpretaciones de algunos miembros de orquestas, señaló Jover Prato, un activista de 42 años y uno de los fundadores.

 

Tales actividades muestran un lado diferente de una barrio que, a principios de mayo, cobró relevancia por vivir varios días consecutivos con disparos, lo que resultó en el despliegue de fuerzas de seguridad fuertemente armadas en algunos sectores del vecindario.

 

Lee: La NASA busca voluntarios para estudio de aislamiento social para exploraciones de la Luna y Marte

 

Jimmy Pérez, también integrante de Zona de Descarga, contó que la pantalla de cuatro metros de alto por cuatro de ancho que utilizan, la compraron por Amazon.

 

Luego adquirieron el sistema de sonido. Las películas las bajan de Internet y las reproducen desde una laptop. Escogen películas coloridas e infantiles, dobladas al español. Y durante la cuarentena han realizado tres exhibiciones en distintos puntos de Petare, agregó.

 

Crédito: Milenio

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada