Propuesta de reforma al matrimonio conserva que sea entre hombre y mujer en Puebla



El gobernador Miguel Barbosa Huerta busca reformar los términos del matrimonio en Puebla, pero conservarlo exclusivamente como la unión entre un hombre y una mujer, a pesar de que esto es inconstitucional, de acuerdo con la SCJN.

 

En una iniciativa enviada al Congreso del estado propone eliminar del Código Civil la definición vigente del matrimonio, que lo describe como un acto para “perpetuar la especie”.

 

El código establece en el artículo 294 que:

 

“el matrimonio es un contrato civil, por el cual un sólo hombre y una sola mujer, se unen en sociedad para perpetuar la especie y ayudarse en la lucha por la existencia”.

 


La propuesta del mandatario es modificarlo para que diga:

 

“el matrimonio es un contrato civil, por el cual un sólo hombre y una sola mujer, se unen en sociedad para ayudarse en la lucha por la existencia”.

 

De esta manera se eliminaría la parte que se considera “tradicional”, aunque se mantiene intacto el hecho de que los hombres solo se pueden casar con mujeres.

 

La iniciativa generó críticas por parte de organizaciones civiles, que señalaron que la reforma planteada por Barbosa Huerta es incongruente con lo ordenado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

 

El Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) reprobó en redes sociales la propuesta de ley y exigió al gobernador “no tener miedo”.

 

“¿Qué pasó gobernador @MBarbosaMX? que se le olvidó consultar el dictamen de la @SCJN del 16 de febrero de 2018 y decidió presentar una reforma al 294 del Código Civil ¡Que mantiene la inconstitucionalidad! No le tenga miedo al #MatrimonioIgualitario y al Estado de Derecho”, señaló el colectivo en su cuenta de Twitter.

Se mantiene inconstitucional

 

El dictamen de la SCJN al que aludió el Odesyr declaró inconstitucionales los artículos 294, 297 y 300 del Código Civil de Puebla, e instruyó al Congreso del estado a reformarlos, pero a la fecha esto no ha ocurrido.

 

En ellos se señala que el matrimonio y el concubinato son exclusivamente entre un hombre y una mujer, por lo que deben modificarse para señalar que la unión civil o consensuada puede ser entre dos personas “de diferente o del mismo sexo”.

 

El fallo de la Corte fue ignorado por la pasada Legislatura y por la actual, que en lo que va de este año no ha sacado de la “congeladora” las iniciativas para modificar el Código Civil.

 

Crédito: @_consulta

 

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada