Luis Enrique no murió a balazos en Acajete sino por golpe en la cabeza: Fiscalía



Aunque la mamá de Luis Enrique, un joven de 22 años de edad, que fue asesinado en el municipio de Acajete este lunes, aseguró que Enrique falleció por una bala en la cabeza en medio de un enfrentamiento con militares, la Fiscalía General de Puebla negó esta versión.

 

En un comunicado de prensa, se informó que este hombre fue ubicado aproximadamente a las 20:45 horas a la altura del puente de Barranca Atlazol en San Antonio Tlacamilco.

 

Recomendamos:Militares sí dispararon y mataron a Luis Enrique, denuncia madre en Acajete (VIDEO)

 

El cadáver, según las autoridades, se encontraba en el asiento trasero de una camioneta y no fue herido durante el enfrentamiento que se dio entre un grupo de civiles y el ejército la tarde noche del lunes en la localidad de Apango.

 


“La persona fallecida fue identificada ante el Agente del Ministerio Público como quien en vida llevara el nombre de Luis Enrique, de 23 años de edad, originario y vecino de San Antonio Tlacamilco, quien conforme al dictamen médico legal y forense de levantamiento de cadáver, reconocimiento y necropsia, perdió la vida a consecuencia de lesiones producidas por instrumento punzo contundente, causando traumatismo craneoencefálico”, se lee en el comunicado.

 

Lee: Militares responderán en legítima defensa, advierte Sedena tras enfrentamiento con huachicoleros en Acajete (VIDEO)

Aseguran 15 vehículos robados y a una persona

 

En lo que respecta al operativo que ocasionó dicha confrontación entre uniformados y supuestos delincuentes, la Fiscalía informó que fueron asegurado 15 vehículos, un inmueble, además de detener a una persona durante un cateo en la bodega en disputa.

 

 

Se informó que el inmueble fue ubicado luego de que dos empleados de una empresa fueron víctimas del robo de sus pertenencias y de la motocicleta en la que iban a bordo cuando sujetos desconocidos les interceptaron usando un arma de fuego en la localidad de San Antonio La Portilla en el municipio de Tecamachalco.

 

En la investigación se logró obtener datos acerca de la posible ubicación de la motocicleta robada en una bodega de la localidad de Apango de Zaragoza en el municipio de Acajete.

 

 

Por esta razón fue que militares llegaron a resguardar la bodega lo que ocasionó que un grupo de pobladores se organizaran para sacarlos a palazos, pedradas y balazos.

 

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada