La vida útil del relleno sanitario de Chiltepeque está garantizada por 8 años más: RESA



El proyecto de ampliación de la celda C2 se encuentra en marcha el relleno sanitario de Chiltepeque, con lo cual se pretende ampliar la vida útil del relleno hasta por 8 años más en esta primera etapa.

 

Así lo dio a conocer el director de operaciones de RESA, Jose Luis García, quien detalló que se ha iniciado con la ampliación de la celda C2 para el confinamiento de las mil 700 toneladas de basura diarias que llegan al lugar, con lo que se ampliaría su vida útil por 8 años más.

 

Además, indicó que están funcionando la planta de separación de 100 toneladas al día, la planta de trituración, las lagunas de lixiviados con su pretratamiento, la planta de evaporación, línea de conducción de biogás, entre otras.

 

El Director de Operaciones del Relleno Sanitario indicó que cuentan con una planta de captación, conducción y quema, que produce un promedio mensual de 64 mil 636 metros cúbicos de biogás reduciendo así las emisiones de gases efecto invernadero.

 

Lee: San Andrés retoma recolección de basura tras tumbar a Profaj, empresa favorita de Paisano

 

Añadió que el tratamiento de lixiviados consta de 5 lagunas de captación, pretratamiento a través de filtración, planta de tratamiento físico – químico – biológico, se ha incorporado al proceso de la planta de evaporación, la cual tiene la capacidad de evaporar hasta 15, 000 litros diarios.

 

El ingeniero de RESA precisó que se puso en marcha la planta de separación de residuos de una capacidad de 100 toneladas por día, para ello, se implementaron mejoras en la estructura de la nave y brazo robotizado para la dosificación de basura, entre otras.

 

Asimismo, se habilitó una planta de trituración de residuos con la que se incrementó la capacidad de separación a 150 toneladas de materia prima y combustible alterno para la planta de CEMEX.

 

Para eficientar el trabajo en el relleno se adquirió un compactador de residuos sólidos marca bomag para la compactaciones de 1 toneladas, 3 pipas para acarreo de agua tratada y lixiviado con capacidad de 10,000 litros, un tractor D8R para la operación de residuos y otro tractor D8N de 40 toneladas de peso.

 

Aceptó que la puesta en marcha de un proyecto para generar electricidad con la basura es complicado,  debido a que se deben adquirir los permisos que debe autorizar la Comisión Federal de Electricidad, así como los recursos para implementarlo, pues el pago por derechos de este servicio es excesivamente caro.

 

Por Alejandro Camacho/ @alecafierro


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros