Fernando Manzanilla: el político que traicionó a los dos gobernadores que le dieron trabajo



La última década de la carrera política de Fernando Manzanilla Prieto quedó marcada por la traición a sus jefes, a dos gobernadores en turno, primero a quien fuera su cuñado el panista Rafael Moreno Valle y ahora al morenista Miguel Barbosa Huerta.

 

En los dos gobiernos salió por la puerta trasera, pese a tener la posición más importante después del cargo de gobernador, el de secretario General de Gobierno y secretario de Gobernación.

 

Una vez afuera emprendió guerra sucia y críticas en contra de quienes lo arroparon y le dieron un espacio en sus gabinetes. En 2018 fue el principal crítico de su concuña Martha Erika, como candidata del PAN a gobernadora; y este 31 de mayo fue señalado de difundir la falsa noticia de que Barbosa estaba grave en el hospital Ángeles.

 

Fernando no es poblano, pero se ha encargado a través de sus operadores a difundir a través de columnas que es uno de los aspirantes a la alcaldía de Puebla para la elección de 2021.

 

Manzanilla es actualmente diputado federal por el PES y originario de la Ciudad de México, es uno de los “chapulines políticos” en Puebla, ha militado en seis partidos, desde el extinto Convergencia (ahora Movimiento Ciudadano), pasando por el PRI donde inició su vida política, después por el PAN y actualmente en Encuentro Social.

 

El diputado fue secretario general de Gobierno con el gobernador interino Guillermo Pacheco Pulido (en 2019) a recomendación de Barbosa, quien recientemente lo señaló de formar parte de la ‘Banda de los Conejos’.

 

Manzanilla inicia su camino de ‘traiciones’

 

Una vez instaurado Rafael Moreno Valle en Casa Puebla, Fernando Manzanilla fue designado en enero de 2011 titular de la Secretaría General de Gobierno, como premio por ser coordinador de campaña en 2010.

 

Desde que asumió el cargo se publicaron columnas que se trataba de una ‘supersecretaría’ para formar la estructura que lo llevaría a ser en el próximo gobernador. Desde ese momento tenía ya aspiraciones al cargo.

 

En el mismo 2011, Fernando se casó con Gabriela Moreno Valle, hermana de Rafael, pero meses después por su ambición político comenzaron los roces con su jefe.

 

La situación se hizo insostenible entre ambos y para 2013 se da por terminada su relación dentro del morenovallismo, renunciando al cargo de secretario General.

 

En 2013 logró colarse como coordinador de campaña de Antonio Gali Fayad, como candidato a la presidencia municipal de la capital.

 

LeeManzanilla, Genoveva, Derbez, Oswaldo y Pedro forman parte de la ‘banda de los conejos’: Barbosa

 

Renuncia a Acción Nacional

 

Manzanilla Prieto fue postulado como integrante de la LIX Legislatura como diputado plurinominal; sin embargo renuncio a su derecho al acusar ‘motivos personales y familiares’, que a la postre lo llevaron a presentar su renuncia del partido Acción Nacional.

 

“Si yo me integraba al Congreso, al final mi papel como parte de la misma coalición que ganó iba ser levantar la mano a todo y decir ‘estoy de acuerdo’ o bien meterme en un proceso de desgaste de tres años para decir ‘no estoy de acuerdo con un Congreso donde no hay oposición suficiente para hacer una diferencia’ (…) En mi opinión tampoco iba hacer una diferencia ahí, no iba sumar y realmente habría sido una pérdida de tiempo” refirió hace tres años Manzanilla Prieto en una entrevista, asegurando que existía un desgaste de tiempo atrás con Moreno Valle.

 

Se suma a la 4T para vengarse de RMV

 

Para finales de 2017, Fernando Manzanilla reingresa a la política tras tres años de exilio con el afán de convertirse en candidato por Morena por la gubernatura de Puebla, al saber que sería Martha Erika Alonso, esposa de Moreno Valle, la que competiría en las urnas por parte de Acción Nacional, por lo que hacerla perder sería su venganza personal.

 

Sin embargo al ser elegido Miguel Barbosa Huerta como el candidato, tuvo que conformarse con recibir la candidatura a una diputación federal.

 

En 2018, Manzanilla Prieto refirió que la candidatura de Alonso Hidalgo era la reelección de Moreno Valle, lo que le valió una denuncia por violencia de género.

 

“Soy de los pocos que se enfrentaron a RMV, llevo muchos años haciéndolo, lo hice cuando nadie más lo hacía (…) Su estilo de campaña es de muchas mañas, así practican la política, van a vandalizar bardas y propaganda, tiran la piedra y esconden la mano, por eso nos alejamos de ellos, para que no se nos pegaran esas mañanas”, dijo en aquel entonces el ahora diputado federal.

Manzanilla traiciona a Barbosa desde campaña

 

Manzanilla Prieto no solo fue el encargado de la transición entre el interinato y el gobierno de Bravosa Huerta; sino que logró colarse a su gabinete como secretario de Gobernación, dependencia que fue limitada por el propio gobernador para evitar el uso de sus estructuras con fines partidistas, dejando de ser la ‘supersecretaría’ que fue durante el morenovallismo.

 

Su permanencia en la nueva administración fue esporádica, pues tan solo duró cinco meses en el cargo, pues el pasado mes de enero de 2020 presentó su renuncia al cargo, subiendo en su lugar David Méndez.

 

“Es una decisión que tomé ya hace tiempo y que decidí materializarla hasta que concluyera el año 2019 e iniciara el 2020, que es la de presentar mi renuncia como secretario de gobernación del estado de Puebla”, justificó en ese mes Manzanilla a través de sus redes sociales.

 

Manzanilla, integrante de la ‘Banda de los conejos’

 

Fernando Manzanilla se ha convertido en una persona ‘no grata’ para la administración de Barbosa Huerta, quien en días pasados lo integró a la ‘Banda de los Conejos’, quienes son personajes opositores a su gobierno, tales como la presidenta del PAN, Genoveva Huerta; Pedro Gómez, ex funcionario estatal y el rector de la UDLAP, Ernesto Derbez.

 

“Son las mentiras que difunden siempre los conservadores, la derecha. Y esos conservadores y derecha tienen sus voceros y tienen la gente que miente como regla y practica y los que saben hacer solo guerra sucia”, dijo el mandatario estatal en su rueda de prensa del pasado miércoles.

 

Sin embargo, esta no es la primera vez que Manzanilla forma parte de una guerra sucia en contra del gobernador, pues incluso estuvo inmerso en la polémica de las inyecciones de miel, donde Violeta Lagunes y el senador Alejandro Armenta, encabezaron un complot en contra de Barbosa Huerta para ‘extinguirlo’ y dejar vacante la gubernatura, durante la elección extraordinaria en 2019, tras la muerte de Martha Erika Alonso y Moreno Valle.

 

En enero de 2020, Diario Cambio publicó supuestos chats, en donde Manzanilla y el actual preso y ex operador morenovallista, Eukid Castañón, unían fuerzas para atacar al gobernador a través de ‘granjas de bots’.

 

Este fin de semana, Manzanilla fue vinculado a un nuevo escándalo, al ser el supuesto orquestador de difundir la noticia ‘fake’ del grave estado de salud de Barbosa Huerta a través de diferentes portales, hecho que evidenció Verónica Vélez Macuil, directora de Comunicación Social del gobierno a través de un tweet.

 

“Deja de mentir Liliana, me quedó claro cuando me dijiste que trabajabas para @Fer_Manzanilla pero no se exhiban tan feo. El gobernador @MBarbosaMX se encuentra bien de salud muy a su pesar”, dijo la funcionaria estatal en su red social.

 

 

Carlos Cózatl/ @cr_cozatl


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros