Adiós a los vírgenes cuarentones



Por Julieta Cerezo

 

Extraño a Steve Carell, ¿ustedes no? Sé que no está muerto y que su carrera con papeles “serios” y de corte más independiente ha despegado, pero es que me percaté que uno de los estrenos de esta semana es la película Reencuentro, que precisamente tiene como protagonista al siempre Virgen a los 40 junto a Bryan Cranston (Breaking bad) y Laurence Fishburne (The Matrix), pero con este Steve más formal, interpretando a un padre cuyo hijo murió en la guerra, y no me malentiendan, el trailer es prometedor pero me llevó a reflexionar acerca del antiguo Steve, ese antes de ser nominado al Óscar.

 

Y es que como él, otros comediantes de su “grupo” han migrado a proyectos que distan mucho de cintas hilarantes como Anchorman, pero vayamos a principios de los 2000, específicamente al año 2004, cuando esta película llegó a las carteleras de todo el mundo; liderada por Will Ferrell, quien se cuece aparte, esta película aún con todas las bromas escatológicas, sexuales o incoherentes que mostraba, era una sátira a la forma en la que se daban las noticias de televisión.

 

En Anchorman, Carell y Ferrell compartieron créditos con Paul Rudd, quien actualmente está sumergido en el universo Marvel al protagonizar Ant-Man y con participaciones especiales en Avengers, con un personaje que no se parece en nada al reportero adicto al sexo de Anchorman, o al compadre de aventuras de Steve Carell en The Forty Old Virgin.

 

También en Anchorman, Ben Stiller, otro favorito y grande de la comedia desde los años 90, hizo una breve interpretación pero es necesario mencionarlo, ya que Zoolander 2 fue su última cinta cómica al conocido estilo de Stiller, a quien le antecede la primera entrega de la historia del súper modelo – nada listo – dueño de la mirada blue steel, Derek Zoolander, y otros títulos igualmente populares como Meet the parents (La familia de mi novia) o The Heartbreak Kid (La mujer de mis pesadillas).

***

En el caso de Stiller, el coqueteo con los papeles “serios” parece ser ya una constante, hay que recordar su exitosa película The secret life of Walter Mitty, que él mismo dirigió, por lo que en cualquier momento podría sorprender con otra jocosa comedia.

 

Pero es que estrellas como Carell o Stiller, e incluso el mismo Will Ferrell quien arrasó el año pasado con Daddy’s Home 2 (Guerra de Papás 2), buscan dar el salto a las películas que la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, consideran trascendentales pues las comedias raramente son consideradas para los premios Oscar.

***

Curiosamente, Tropic Thunder (Una guerra de película) una cinta dirigida y concebida por Ben Stiller y un gran grupo de comediantes, en la que se convocó a estrellas de la talla del oscarizado, Matthew McConaughey; el nominado al premio de la Academia y eterno héroe de acción, Tom Cruise; o el comediante y cantante, Jack Black, y que valió una nominación inédita al Oscar para un actor en un papel de comedia.

Tropic Thunder¸ que se encuentra disponible en Netflix y suele ser exhibida en canales de televisión por paga, es la historia de un grupo de actores que buscan hacer la película de guerra más épica (dramática y redituable de la historia) pero en una serie de eventos desafortunados y extremadamente graciosos, terminan enfrentándose a un grupo de guerrilleros reales que trafican drogas. No le diré más, tiene que verla.

Y esta dicha película que celebra una década de su lanzamiento en 2018, le dio a Robert Downey Jr. su segunda nominación al Oscar (la primera fue por Chaplin en 1992), para sorpresa de muchos esta consideración de la Academia como Mejor Actor de Reparto, se debió a su papel como Kirk Lazarus, un actor australiano “de método” que ha acumulado innumerables premios y es conocido por su extrema intromisión en cada uno de sus personajes, aunado a la burla que hace de varios actores de la vida real, Lazarus pigmenta su color de piel para interpretar a un afroamericano y sí, créalo, este curioso e incorrectamente político actor ficticio, fue nominado a un Oscar.

***

La necesidad de algunos comediantes por “querer ser tomados en serio”, tiene un antecedente importante con Jim Carrey, desaparecido de los sets hollywoodenses con una vida privada tormentosa y quien desde Todopoderoso no la ha pegado bien con sus películas, él desde finales de los 90 y principios del nuevo milenio, apostó a trabajos dramáticos como Majestic y Eterno resplandor de una mente sin recuerdos, éste último sea posiblemente el más trascendental.

 

Pero la migración de comediantes como Carell, Stiller o Ferrell al género dramático podría representar el fin de una era de películas que hacían frente a la propuesta repetitiva del “otro grupo” de comediantes como Adam Sandler, Kevin James o Rob Schneider.

 

Pues esta tercia representa siempre a algún perdedor que después de una introspección decide ya no ser un perdedor, ganar una pelea o concurso, quedarse con la chica de sus sueños que en la vida real lo habría dejado en la friend zone y ridiculizar al galán viril que lo atormentaba, básicamente esta es la trama de películas como Un papá genial, La herencia del Sr. Deeds, Guardia del centro comercial (1 y 2) o Guardia del zoológico y Animal. Queda esperar las sorpresas de ambos grupos de cómicos ya sea en drama o en su bien definido estilo de hacer reír al público.

***

Como dato curioso: Robert Downey Jr., no ha ostentado la única nominación en este milenio al Oscar por un papel intencional y meramente cómico, pues también tuvo la misma mención Melissa McCarthy, por la película Bridesmaids o Damas en guerra del 2011, en el papel de Megan, excéntrica burócrata que a pesar de su apariencia o historia parece ser la más coherente de un singular grupo de damas de honor.


Julieta Cerezo

Julieta Cerezo

Ha trabajado como reportera en medios locales como El Sol de Puebla. Con experiencia en el ámbito cultural, dentro y fuera del medio periodístico, escribe la sección Storyboard para MTP noticias.

Entrada Relacionada

Netflix va ganando

Publicado por - 10 diciembre, 2019 0
Se anunciaron las nominaciones a los Globos de Oro 2020 y aun sin tener ningún premio en sus manos, Netflix…

Contacta a nuestros reporteros