La cita del Ministro Cossío y del Magistrado Cilia… “cuidado con vulnerar el Estado de Derecho”



Compartir

Gerardo Pérez

El Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Ramón Cossío Díaz apunta que “el presente es desastroso, pero el futuro no se ve mejor -porque- sin una verdadera política de justicia no habrá comisiones de la verdad ni amnistías que valgan frente a la polarización social y el abandono de las instituciones judiciales”.

Sobre el estilo lopezobradorista de hacer política, advierte:

“si el discurso va a ser que los 30 millones de votos autorizan hacer casi cualquier cosa, me parece que las instituciones no van a resistir”.

En entrevista con Proceso -a días de su retiro de la SCJN, venidero 30 de noviembre- afirma que “el saliente gobierno de Enrique Peña Nieto se desentendió de la política de justicia, mientras que el equipo de Andrés Manuel López Obrador no ha perfilado lo que hará en esta materia, salvo propuestas que no apuntan hacia soluciones de fondo”.

“Hace falta un liderazgo político que se comprometa a tomar en serio el tema de la justicia en el país. Hay un derrumbe institucional en esa área”.

“El próximo gobierno podría hacer modificaciones al Poder Judicial bajo el argumento de la legitimidad de los 30 millones de votos”.

-Pero-, “si el discurso va a ser que los 30 millones de votos autorizan hacer casi cualquier cosa, me parece que las instituciones no van a resistir”, advierte el Ministro Cossío Díaz para agregar:

“No sé para qué tanto se va a utilizar ese discurso. Vamos a ver qué tanto las personas en esas instituciones resisten la narrativa de una persona que viene a resolver los problemas históricos del país, la del carro completo, la de los 30 millones, la del mandatario popular”.

“Eso se va a saber en el primer año de gobierno”, considera.

No puede entronizarse en México un poder absoluto

Este espacio retoma algunos de los puntos torales que externa el Ministro Ramón Cossío a Proceso -edición de esta semana-, porque con otras palabras y otros argumentos, pero que al final tienen al mismo destinatario –López Obrador-, el Magistrado Francisco Cilia López plasmó a Foro 21 y Radio en Redes, mismo que hoy aparece publicada en esta edición.

Breves cápsulas emitidas por el Presidente del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Administrativa del Sexto Circuito -con sede en Puebla-:

“… No puede entronizarse en México un poder absoluto

“… La autonomía del Poder Judicial de la Federación no puede ni debe ser violentado por otro poder

“… La división de poderes el garante de gobernanza, por lo que no tiene que ser trastocado ni vulnerado

“… Concentrar el poder en una sola persona es muy peligroso y cuyo final sería -instaurar- un gobierno monárquico

“.. No confundir ni mal interpretar: no defendemos un sueldo, defendemos autonomía de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

“… Amor y paz sí, pero con apego a la Constitución; amor y paz sí, pero con la Constitución en la mano”.

Hasta ahí lo expuesto por el Magistrado Federal Cilia López, con 30 años de servicio en el Poder Judicial Federal, quien de memoria apunta la cita de Couture:

“… El juez es el centinela de nuestra libertad
Cuando todo se ha perdido, cuando todos los derechos han sido conculcados, siempre queda la libertad mantenida por el juez
Pero el día en que el juez tenga miedo, sea pusilánime, dependa de los gobiernos, de las influencias o de sus pasiones, ningún ciudadano podrá dormir tranquilo… “.

La libertad de expresión estará bajo muchas presiones

En otro punto de la entrevista, el Ministro Ramón Cossío asienta: “en el ambiente de polarización del país la libertad de expresión también estará bajo muchas presiones”.

Explica, “la lección manifestó que hay diferencias mucho más hondas de lo que habíamos pensado. Esa heterogeneidad es la que se está manifestando. Lo peligroso es que uno trate de acallar al otro porque es chairo o fifí”.

“Para los medios es una posición delicada porque se hacen y los hacen partícipes de estos grupos.

“En términos de libertad de expresión, vamos a entrar, más allá de quién ocupe la Presidencia, es un fenómeno social muy difícil. Hay una escalada de dos bandos”.

El sistema penal hace agua por todos lados

“Considera ‘muy peligroso’ que en lugar de querer arreglar el sistema de justicia en serio, porque el sistema de justicia penal hace agua por todos lados, se esté creando una suerte de bypass, en la idea de que lo importante es llegar a las verdades e identificar a los culpables. Así se construyan 20 comisiones de la verdad, seguirán siendo indispensables los órganos de impartición de justicia”.

Para el constitucionalista, maestro por la UNAM y doctor por la Universidad Complutense de Madrid, el sistema de justicia penal acusatorio que se aprobó en 2008 y entró en vigor en todo el país en 2016, “fue prácticamente abandonado con todo y los problemas que significó su puesta en marcha y los ajustes que se le tienen que hacer”.

“El actual gobierno hace mucho que abandonó el tema. Son varios años en los que no se hizo casi nada en el tema de justicia. El otro tema es que no se oyen ideas novedosas y tampoco una preocupación para hacerse cargo y generar un liderazgo político que se comprometa a hacer lo que haya que hacer para enfrentar ese pendiente”.

“Ese liderazgo no recae en el próximo Presidente, quien ha dicho que cada día estará al frente de la coordinación en materia de seguridad. Pero como jefe de Estado, sobre todo con la legitimación que tendrá, podría generar un proyecto político, en el mejor sentido de la palabra, para transformar esto que tenemos en una política de justicia”.

Añade, “hay que asumir que el sistema de justicia no está funcionando por falta de ese liderazgo. Es necesario que se diga qué se va a hacer con el sistema de justicia penal: si se va a reformar, si se va a regresar a lo que había o se va adecuar, dice en contraposición a lo que ha anunciado el gobierno que está por iniciar”.

“La creación de comisiones o la generación de ‘perdones tan abstractos’ no son la mejor solución. Vamos a perdonar a ciertos sectores porque a lo mejor se lo merecen y vamos a perdonar a determinado número de personas, pero la delincuencia seguirá estando en otro montón de lugares”, espeta.

Hasta ahí los señalamientos de un Ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que después de 15 años de servicio, en unos días pasará al retiro.

Y el señalamiento del Magistrado Federal Francisco Cilia López, con 30 años de carrera en el Poder Judicial Federal.

Y queda en el aire las interrogantes:

¿López Obrador asumirá un poder absoluto, a partir del primero de diciembre?

¿Vulnerará la división de poderes?

¿Con mayoría en el Congreso de la Unión… buscará someter al Poder Judicial?

¿O será respetuoso de los poderes Judicial y Legislativo?

La respuesta la veremos durante el transcurso de su sexenio.

Al tiempo.

Compartir

Avatar

Gerardo Pérez

Periodista poblano

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros