El gabinete del futuro



Meme Yamel/@MemeYamelCA

Si los astros no se equivocan, como no lo hicieron con la victoria de Barbosa, esta semana tendremos un borrador de lo que será el gabinete del nuevo gobernador de Puebla.

En lo que será una semana de mucha incógnita para los suspirantes a ocupar un cargo, hay una pregunta que a todos nos pasa por la cabeza y es la permanencia de Manzanilla en el gobierno.

El que fuera mano derecha del morenovallismo de cepa por varios años, podría no estar en el gabinete pese a lo mucho que ha sonado su participación con Barbosa.

Sí, así como lo leen, Manzanilla podría no estar en el gabinete.

Esta noticia extraña a muchos porque el mayor temor que se tenía ante la victoria de Barbosa era el regreso del morenovallismo manifestado a través de Manzanilla al poder y que eventualmente tuviera la oportunidad de construir una carrera política lo suficientemente fuerte como para que se olvide su relación con el difunto Rafael Moreno Valle y gobernar el estado.

Aunque personalmente dudo que no tenga una participación relevante al lado de Barbosa, también pudo ser alguna negociación que se diera a puerta cerrada entre los círculos de poder que no apoyaban al ahora gobernador justo por este pequeño bache llamado Manzanilla, y al quitarlo o al prometer no tomarlo en cuenta en su gabinete Barbosa pudo sumar a esos perfiles que hoy le dan toda la victoria.

¿Existió una negociación? ¿Quién fue el principal interesado en realizarla?


No lo sabemos, pero si podemos imaginarnos que la figura de un Alejandro Armenta respaldado por un Ricardo Monreal pudo tener mucho peso en esa decisión, no hay que olvidar que todo el Senado se opuso a la candidatura de Barbosa y que conforme fue avanzando el proceso vimos una forzada reconciliación, con sonrisas y todo el aderezo, entre Armenta y Barbosa.

No es de olvidar que nada en política es una coincidencia, es más una constante batalla por conseguir el poder y la permanencia en él. Por eso, dadas las circunstancias, no me extrañaría que Barbosa fuera capaz de sacrificar a su más fuerte guerrero con tal de ganar la batalla y llegar al trono.

Pero la pregunta que hay que hacerse es: ¿sacrificará a Manzanilla por siempre o solo para apaciguar las aguas a raíz de su esperada victoria?


Entrada Relacionada