FORTALECEMOS AL CAMPO POBLANO
PREDIAL 2023

El triunfo de la planilla conformada por Augusta Valentina Díaz de Rivera Hernández y Marcos Castro Martínez, trae varias lecturas necesarias de cara a la construcción del 2024.

Aunque el alcalde de la capital, Eduardo Rivera Pérez, no lo reconozca en público, en privado es muy comentado que solo hacía falta ganar la presidencia del Comité Directivo Estatal (CDE) para terminar de fortalecer a su grupo.

Lee: Genoveva entra en rebeldía: acusa uso de credenciales falsas, actas alteradas y no reconoce triunfo de Augusta

Durante la celebración del triunfo en el Hotel Milagros del Centro Histórico, el orador del evento en varias ocasiones se refirió a Marcos Castro como ‘El Comandante’, y sí lo fue. El mote de ‘El General’ es para Eduardo Rivera, pero esa es parte de otra entrega.

Otra de las lecturas para quienes siguieron de cerca e incluso desde adentro, la campaña de Augusta y Marcos es que fue necesario agrupar a varios panistas que venían trabajando en tierra y que incluso formaban parte del grupo antagónico: el morenovallismo.

Con ese objetivo se sumó Pepe Sánchez, quien desde antes de conocerse la convocatoria ya había anunciado que buscaría la dirigencia. Su grupo, identificado con el morenovallismo, vino a sumar estructura y operación política, parte de la misma estructura que estaba en manos de Eukid Castañón y que hizo ganar a Rafael Moreno Valle, a Tony Gali y a Martha Erika Alonso.

Recomendamos: Acaba la era del morenovallismo en PAN Puebla, inicia la de Eduardo Rivera

Otros morenovallistas que se la jugaron con el grupo riverista son los hermanos Susana, Rodrigo y Mario Riestra, este último fue un importante vínculo con Marko Cortés para generar equidad en la contienda interna.

Aunque de último momento se sumó Jesús Morales, entregó buenas cuentas, pues Augusta ganó en los municipios de su región.

Otros morenovallistas que estuvieron operando con los riveristas fueron Blanca Jiménez Castillo y Germán Jiménez García, el exdirigente de Compromiso por Puebla, quien ahora que desaparecerá su partido busca cobijo con el grupo del alcalde.

Estos morenovallistas no fueron con Genoveva Huerta, entre otras cosas, porque no supo cumplir su palabra, en otros casos porque simplemente les dio una patada cuando intentaron buscarla para sumar.

 

Por Los Reporteros

reporteros

Los Reporteros

Apasionados por las noticias y el informar a nuestro público