¡La nueva prostitución…. vía web!



Buen inicio de semana tengan todos nuestros apreciables lectores…

 

En los últimos meses un fenómeno, que como noticia se ha vuelto viral y ha impactado a todo México e incluso a Latinoamérica, es que se ha revelado que miles de personas, principalmente mujeres jóvenes por la terrible cuestión económica que se está viviendo derivada de la nueva enfermedad pandémica, han decidido vender su pack, situación que ha derivado en gran preocupación e incluso debiera activar las alertas y focos rojos de la sociedad.

 

Pero, para empezar debo referirme ¿que es un pack? Iniciaré por decir que actualmente hay dos mundos; el mundo real y el mundo digital, los cuales están tan unidos en este momento y la línea es tan delgada que casi es imposible de verla o diferenciarla para algunas personas; ya que en la actualidad casi la mayoría del mundo tiene redes sociales, medios que proporciona la tecnología actual utilizados para la comunicación información y distracción de los sujetos de la sociedad, es aquí en donde debemos decir que el mundo digital tiene sus propios códigos y por ende donde usa su propio lenguaje; derivado de ese lenguaje, surge el término pack.

 

El término pack es una palabra en inglés y su traducción literal al español es “paquete”, pero no es como un paquete que en el mundo real llega a domicilio cuando se pide algo, sino el “paquete”- “pack”, se refiere a un conjunto de fotos generalmente muy sugestivas, donde una persona ya sea una mujer o un hombre, se muestran en la intimidad con poca o nada de ropa, se puede decir que el “pack” es la evolución de las pláticas sexis o eróticas.

 

Y es que al principio de la era tecnológica digital solo se podían mandar mensajes y por ello es que en esos momentos las personas solo podían platicar cosas “íntimas”; pero con la llegada de los mensajes multimedia, ya sean fotos o videos, las personas llevaron estas pláticas a algo más, y de ser simplemente mensajes escritos se emigró al envío de fotos y videos.

 

Ahora bien, la diferencia existente entre los pack y las fotos íntimas profesionales, es decir las tomadas por actores y empresas profesionales, estriba en que los pack pueden ser hechos por cualquier persona y son de manera casual, ellos mismos casi siempre se toman las fotos y videos que son enviados a una sola persona,  ya sea su pareja o alguien con quien tienen intimidad; ni las fotos ni videos son de alta calidad y la idea es que se compartan y luego se eliminen.

 

Empero, en muchas ocasiones, la persona que los recibe no siempre los borra o elimina, y es por eso que circulan sin permiso de la persona que originalmente compartió su pack, (situación que es un delito y que se abordará en la siguiente entrega) es así que quede claro cuando alguien pide que ‘le pases tu pack’, está solicitando el envió de fotos o videos íntimos, y es aquí donde expertos refieren que es muy peligroso compartir los packs, porque es muy fácil que la persona que se le envió y recibió traicione tu confianza y los comparta a otros.

 

En este punto y ya habiendo sentado las bases de lo que es un pack, abordemos el tópico principal, y es que en muchas redes sociales últimamente están multiplicándose la circulación de propuestas de mujeres jóvenes de edades que oscilan entre los 18 a 25 años, las cuales están ofreciendo vender sus packs, es decir la venta de fotos o videos íntimos por el pago de ciertas cantidades de dinero que oscilan entre los 200 a los 2500 pesos.

 

Según autoridades ya se venía dando este tipo de conductas, pero con la llegada de la pandemia muchas mujeres que se quedaron sin empleo y consecuentemente sin ingresos adoptaron este medio como una forma de obtención de recursos económicos, es decir la pérdida de empleos y cierre de fuentes de trabajos, ha orillado a mujeres jóvenes a vender sus imágenes o videos, es importante referir que esto no se trata de redes delincuenciales que se dediquen a esto, orillando a las mujeres a esta actividad, sino simplemente personas comunes ven en las redes sociales como una fuente alternativa de hacer negocio vendiendo sus packs y así con ello obtener recursos económicos.

 

Repentinamente este segmento de mujeres jóvenes se vieron de un momento a otro sin trabajo, sin escuela y sin ingresos económicos, por lo que para obtener algo de dinero ofertan sus imágenes y videos mostrando sus cuerpos desnudos, es importante destacar que dichas conductas per-se no son constitutivas de hechos que la ley prevé como delitos y tampoco podemos ubicar a estas jóvenes mujeres como víctimas puesto que están perfectamente conocedoras y sabedoras de lo que hacen, en plena libertad y con conciencia de su actuar.

 

Debiendo destacar que si llegaran a intervenir algún tipo de organización delictiva y obligaran a alguien a exhibir la desnudez de su cuerpo registrada en video o en imágenes ello sí sería constitutivo de delito, o que la persona a la que le fue enviado lucrara con dichas imágenes o videos de igual manera eso sí sería constitutivo de delito.

 

Lo anterior como sea denota que nuestra sociedad actualmente está sumergida en una serie de carencia de principios y valores cívicos, éticos y morales, pues existen también casos donde sin justificación o pretexto de obtención de recursos económicos se exhiben las mujeres de forma francamente impúdica, enviando sus pack a personas desconocidas o que apenas conocen, siendo este un fenómeno que está cobrando auge, sin importar el estrato social o nivel educativo, y no es que se asuma un rol puritano por parte de quien estas líneas redacta, pues es incontrovertible que la Revolución de la sexualidad femenina actual es un tren imparable, que se está saliendo de control, en propio perjuicio de las féminas y de la sociedad en general, al denotar, se reitera la falta de principios morales, éticos y de pudor.

 

El mundo está en crisis y la venta o intercambio gratuito de packs es el mejor ejemplo de ello.

 

Lo anterior se tenía que decir y se dijo!!

 

Nos leemos la próxima semana!!!

 

Por Yván Vargas/ @LAWNAVY


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros