¡Alerta UIF!



En una entrega pasada ¿De lo sucio al blanqueo?, de esta columna, comentamos sobre las investigaciones que realiza la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), por ello, damos seguimiento a lo que realiza tal unidad.

 

Fue creada mediante el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el 7 de mayo de 2004 y de acuerdo con la conformidad del artículo 15 del Reglamento Interior de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público es una instancia de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, que recibe reportes de operaciones financieras y avisos de quienes realizan actividades vulnerables.

 

Asimismo, analiza las operaciones financieras y económicas y otra información relacionada, así como reportes de inteligencia y otros documentos útiles para detectar operaciones probablemente vinculadas con el lavado de dinero y de financiamiento al terrorismo y en su caso, presentar las denuncias correspondientes ante la autoridad competente.

 

Recomendamos: ¿De lo sucio al blanqueo?

 


Las principales tareas de la UIF consisten en implementar y dar seguimiento a mecanismos de prevención y detección de actos, omisiones y operaciones, que pudieran favorecer o ayudar de cualquier manera a la comisión de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita en el artículo 400 Bis y Financiamiento al Terrorismo en el artículo 139 Quáter, delitos previstos en Código Penal Federal.

 

Funciona mediante el uso del modelo administrativo, como una instancia ubicada dentro de una autoridad financiera que opera como intermediaria entre el sistema financiero, otros sujetos supervisados y las autoridades de procuración de justicia y con ello, los sujetos supervisados revelan con mayor confianza la información para saber que su divulgación se limitará a casos de lavado de dinero y financiamiento de terrorismo auxiliándose de las tipologías que son técnicas y métodos utilizados por las organizaciones criminales para dar apariencia de legalidad a los fondos de procedencia ilícita o con el fin de financiar sus actividades criminales.

 

La identificación de esas técnicas y métodos se realiza mediante el análisis de numerosos casos que demuestran una misma tendencia.

 

En atención a los compromisos que México asume en el escenario internacional, es que toma en consideración los estándares internacionales en materia financiera y el principal organismo internacional que establece estas normas de alcance mundial para fomentar la aplicación efectiva de los sistemas, es el Grupo de Acción Financiera (GAFI), creado en 1989 a iniciativa del Grupo de los Siete (G-7) y que actualmente agrupa a 35 países del mundo y dos organizaciones regionales (el Consejo de Cooperación del Golfo y la Comisión Europea).

 

Asimismo, México forma parte del Gafilat (Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica-organismo regional al estilo GAFI, que agrupa a países del Norte, Centro y del Sur de América y tiene por objetivo combatir el lavado de dinero y financiamiento del terrorismo, a través de la mejora continua de las políticas nacionales en ambos temas y la implementación eficiente de los mecanismos de cooperación).

 

GAFIC (Grupo de Acción Financiera del Caribe) es un organismo regional estilo GAFI que reúne a miembros de la región del Caribe y Centroamérica que prestan apoyo técnico en materia de lavado de dinero y financiamiento de terrorismo, tanto al organismo como a sus miembros.

 

La UIF ha cobrado mayor seriedad al realizar con máxima transparencia sus funciones y que además ha llevado a políticos, servidores públicos y particulares a enfrentar procesos penales y que quizá se ha considerado como un grillete que se usa contra el enemigo del gobierno, pero lo que es un hecho es que se encuentra en los reflectores del escenario político y económico del país.

 

Facebook: SidecaliFirmaLegal
Twitter: @SIDECALI
Whats App: 2225802438
2227144225

Por Keren Reyes/ @keren_kelly

 


Entrada Relacionada




El costo de mentir

Publicado por - 9 septiembre, 2019 0
Falta de verdad o autenticidad es el significado de falsedad de acuerdo a la Real Academia Española. La falsedad en…