ALCALDÍA DE PUEBLA SE DEFINIRÁ ENTRE LOS RIVERA Y NI PARIENTES SON



Iván Tirzo

Una elección sin sobresaltos, de lo más calmada protagonizan los siete candidatos a la alcaldía de Puebla. Es cuando surge la duda si la gente no quiere ver guerra sucia, porque los aspirantes aburren con sus propuestas.

Eso a diferencia de la campaña por la gubernatura donde los aspirantes se han acusado de lavar dinero, de enriquecimiento inexplicable, de heredar el poder y de tener relaciones extramaritales.

Al cumplirse 17 días de contienda por la alcaldía de Puebla no se ve para cuándo alguien le ponga emoción. Claudia Rivera, abanderada de la coalición Juntos haremos Historia, solo ha acusado que le roban su propaganda electoral. ¡Qué flojera!

Del equipo de Eduardo Rivera, aspirante de la coalición Por Puebla al Frente, su vocero Pablo Montiel Solana comentó que no van a contestar a las descalificaciones, ¿Cuáles?

Lo que nos hacen sospechar los aspirantes es que duermen sus 8 horas, van al gimnasio, tienen sus tres comidas al día, toman su siesta y en sus horas libres hacen campaña.

De otra manera no se entienden las razones por las que no muestran enjundia para gobernar un municipio, al que ingresan a sus arcas más de 4 mil 500 millones de pesos anuales.

Si los candidatos de oposición no se mueven, el PAN va a ganar sin complicaciones la elección del 1 de julio. Eduardo Rivera, quien ya fue alcalde de Puebla en el periodo 2011-2014, hace campaña sin enfrentar a un rival de peso.

Aun cuando el talón de Aquiles de su administración fue la seguridad, porque es a partir de ahí cuando se desató la violencia al poner a Manuel Lara Terrón como titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, nadie ha explotado el tema.

Víctor Gabriel Chedraui, del PSI, camina por colonias y juntas auxiliares, solo que la marca de su partido no le ayuda. A Guillermo Deloya, del PRI, no le han dicho que las sonrisas no son suficientes para ganar votos.

Paola Migoya, del Partido Verde, de repente prende con sus declaraciones, pero hasta hoy ha quedado demostrado que simples comentarios no se gana una contienda.

Claudia Rivera, de Juntos haremos Historia, si bien es una joven que ha trabajado en el sector público, la fuerza se la debe a Morena.

Cuantas más veces se retrate con el presidencial Andrés Manuel López Obrador, mejorará su posicionamiento en las encuestas.

No cabe duda que la elección por la alcaldía de Puebla se definirá entre los Rivera: Claudia y Eduardo, quienes ni parientes son.


Avatar

Elvia Cruz

Estudió una maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos Septién García. Ha colaborado en diversos medios locales, nacionales e internacionales como CNN en Español, Grupo Expansión,HuffingtonPost, La Razón, Eje Central, entre otros.

Entrada Relacionada