Alberto Guerrero de morenovallista a morenista



Vaya que Alberto Guerrero Gutiérrez se salió con la suya una vez más para usar a los maestros con fines económicos y políticos.

 

Alberto Guerrero logró que su hermano Moisés Guerrero ganara la contienda en el Sindicato de Trabajadores del Colegio de Bachilleres del Estado de Puebla (Sitracobp), quien rindió protesta como secretario general el pasado 31 de julio.

 

Esto a través desde la Secretaría de Educación Pública (SEP) en el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido, donde fue titular Miguel Robles Bárcena.

 

Tras volverse operador de Morena en Izúcar de Matamoros en el año 2018, Alberto logró infiltrarse como consejero de la SEP desde la administración interina y desea quedarse en la misma posición con el nuevo secretario Melitón Lozano.

 


Alberto hace alarde de su potencial político dentro de la academia, no es para menos, se ha servido dos décadas de los académicos y en la que ha cambiado de partidos y ha servido a los últimos cinco exgobernadores.

 

En 1997, el ex maoísta de la Escuela de Filosofía y Letras de la UAP se volvió aliado del entonces gobernador del PRI, Manuel Bartlett.

 

En esa década fue nombrado director del Colegio de Bachilleres y líder sindical de la misma institución y su tarea fue atacar al PAN.

 

Después fue aliado de los exgobernadores Melquiades Morales y Mario Marín Torres. Alberto Guerrero fue el principal movilizador del marinismo.

 

Pese a ello fue uno de los principales judas del PRI porque en 2010 traicionó a Marín para sumarse a la campaña del exgobernador Rafael Moreno Valle, a través de su afiliación al Partido Convergencia (hoy llamado Movimiento Ciudadano).

 

Este personaje ha sido denunciado infinidad de ocasiones por actos de corrupción y enriquecimiento. En la década pasada fue exhibido por el columnista Arturo Luna de construir una oficina hasta con jacuzzi con las cuotas sindicales.

 

Alberto regresó con más fuerza, ya tiene a su hermano como líder sindical y ya metió a la nómina de la academia a media docena de familiares directos.

 

Este 20 de agosto un grupo de maestros acudió a Casa Aguayo para denunciar las corruptelas de Alberto.

 

Sin duda que Guerrero no dudaría en traicionar a los morenistas e irse con el mejor postor en futuras elecciones para seguir colocando a su familia en nómina de la burocracia.

 

Por Iván Tirzo/@TirzoIvan


Iván Tirzo

Director Editorial Reportero desde el año 2001. Autor de la columna Golpe Bajo.Ha colaborado en diversos medios de comunicación como El Sol de Puebla, Milenio Puebla y Televisa Puebla. En estos últimos dos, como Jefe de Información.Contacto: @TirzoIvan / [email protected] /222 167 9156

Entrada Relacionada