TIENES GANAS DE PUEBLA

Los niños son muy propensos a desarrollar gusto por los alimentos dulces y procesados, parte de la niñez es desarrollar un compulsión por el azúcar, pues estudios recientes confirmaron que hay una relación muy cercana entre el crecimiento (desarrollo de los huesos) y los sabores dulces, pues un proceso de desarrollo requiere una alta demanda calórica, por esa razón son tan golosos los menores de edad; sin embargo, un consumo excesivo de dulces y golosinas pondría en riesgo su salud desarrollando graves enfermedades crónico degenerativas.

“Cuando los marcadores de crecimiento de huesos comienzan a disminuir en la niñez, también se reduce la preferencia que los jóvenes muestran por soluciones altamente azucaradas”, explicó la investigadora Susan Coldwell de la Universidad de Washington.

Lee: ¿Visitarás el panteón el Día de Muertos?, aquí unos rituales para alejar el ‘mal aire’

Susan dirigió el estudio que descubrió la necesidad biológica de los niños por consumir alimentos altamente azucarados. Otro factor es que la leche materna tiene un sabor dulce y de manera inconsciente se desarrolla afinidad por ese dulzor.

Esto nos lleva a pensar por qué los niños no son receptivos a los sabores amargos, y es que otro estudio reveló que ese rechazo proviene de las papilas gustativas que no reciben con agrado los alimentos que podrían ser tóxicos, pero eso cambia cuando los menores de edad entran en la etapa de la adolescencia y al ser adultos son más afines a todo lo amargo.

Puedes leer: Camino al Mictlán: los 30 altares que puedes visitar durante Día de Muertos en Puebla

5 marcas de dulces y pastelillos dañinos para la salud

Aunque los niños tienen un gusto natural por los dulces y golosinas el problema se desarrolla cuando consumen en exceso golosinas y pastelitos pues pueden desarrollar obesidad y sobrepeso, por eso la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) desarrolló un estudio donde analiza las marcas de pastelillos empacados por 25 diferentes marcas y los resultados arrojaron que tienen un promedio de azúcares añadidos de 15.4 gramos, equivalentes a 3.08 cucharadas cafeteras de azúcar.

De acuerdo con el estudio de la Profeco el producto con más azúcares añadidos es Hostess Cinammon Roll, de marca americana con 29.9g de azúcares añadidos.

“La mayoría de los productos analizados cubren por sí solos la recomendación diaria de azúcares de la OMS. Aun cuando hay otros pastelitos que pueden contener menos azúcar, su consumo junto con otros alimentos podría exceder por mucho la recomendación.”

Lee más: Concurso y desfile de catrinas: esto habrá en Festival de Día de Muertos en San Pedro Cholula

– Dálmata: aporta 232 calorías, 11.1 gramos de grasa así como 21.6 gramos de azúcar, es un pastelito con relleno sabor chocolate, con cobertura blanca y gotas sabor chocolate.

– Gansito: aporta 195 calorías 21.6 gramos de azúcares y 2.2 de grasa, es un pastelito con relleno cremoso y de fresa, con cobertura sabor chocolate, adicionados con vitaminas y minerales.

– Napolitano: aporta 244 calorías, 25.7 gramos de azúcar y seis gramos de grasa se trata de un pan de vainilla con saborizante a naranja con relleno y cubierta de chocolate.

– Mrs. Freshley´s Balonazo: aporta 223 calorías, 6.3 gramos de grasa y 25.1 gramos de grasa, es un pastelito con relleno cremoso de origen americano.

– Chocotorro: aporta 204 calorías, 20.3 gramos de azúcares y 8.7 gramos de grasa Pastelito con relleno cremoso de fresa, adicionado con vitaminas y minerales.

Crédito: El Heraldo de México

Síguenos en @MTPNoticiasMetropolitano Puebla