Sospechan que Francisco finge intenciones de suicidio para evitar cargos por feminicidio



Compartir

Ciudad de México.- Las amenazas de quitarse la vida realizadas por el presunto feminicida de Ingrid Escamilla no debió ser motivo para ser enviado al Cevarepsi, consideró la ex legisladora local Rebeca Peralta, pues esto revictimiza a la joven asesinada y a sus familiares.

 

Quien fuera la presidenta de la Comisión Especial de Reclusorios en la Asamblea Legislativa resaltó que el enviarlo a este penal es una forma de suavizar su estadía en reclusión, pues en este centro se encuentran internos que padecen de sus facultades mentales y que pasan sus días con terapias con conejos y andando en bicicleta.

 

“Es totalmente tendencioso que por tan solo decir que se quitará la vida y sin un estudio psicológico, el Juez decida mandar a un feminicida que actuó con tal crueldad a un centro de enfermos mentales. En todos los penales hay internos que amenazan con suicidarse, a ellos los llevan al psicólogo, no los trasladan a otro penal. Hace falta perspectiva de género en el criterio del Juez”, sostuvo Peralta.

 

Lee: En la BUAP le dedican altar a Ingrid, alumnas protestan por feminicidio y exigen justicia

 

La ex legisladora indicó que la Fiscalía tiene el compromiso moral de agilizar los trámites para que se determine si el presunto feminicida padece de sus facultades mentales, pues de lo contrario debe ser trasladado a un reclusorio normal y así garantizar justicia para Ingrid y sus familiares.

 

La ex diputada aseguró que, el amenazar con un suicidio, podría ser señal de manipulación del imputado y no de una intención real.

 

Si tiene tendencias suicidas, que sea atendido por un psicólogo en el Reclusorio Oriente, no se le puede tener consideración a una persona que cometió ese acto tan cruel, agregó.

 

Por @MTPNoticias

Crédito: Debate

Compartir

Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros