Marlene vendió cubrebocas para comprarse su cachito



Afectada por la crisis de Covid-19, una mujer decidió vender cubrebocas para comprar un cachito para la rifa del avión presidencial. Debido a que se quedó sin empleo, decidió poner sus esperanzas en ganar alguno de los 100 premios de 20 millones del sorteo.

 

Se trata de Marlene Aguilar, quien viajó desde Ixtapaluca, Estado de México (Edomex), hasta uno de los módulos frente al edificio El Moro. Asegura que espera poder obtener el premio para poder recuperarse de la crisis económica.

 

Lee: Termina la ‘rifa del avión presidencial’, conoce la lista de ganadores

 

Marlene cuenta qué hará con el dinero de la rifa del avión si resulta ganadora

 

La mujer relata que, de ser alguna de las ganadoras de los premios por la rifa del avión presidencial, destinará el dinero para la educación de sus hijos. Asimismo, el recurso significaría una entrada adicional mientras ella y su esposo consiguen empleo.
Marlene contó qué hizo para juntar los 500 pesos que costó el cachito para la rifa del avión. Añadió que, además de cubrebocas, ofrecía alcohol en gel y su esposo le ayudó en las ventas cerca de su casa.

 

 

Recordó que ambos trabajaban en una empresa de intendencia de la cual fueron despedidos como efecto de la pandemia de Covid-19. La mujer precisó que cuando empezó la jornada de sana distancia, los mandaron a descansar sin goce de sueldo.

 

Posteriormente, dijo, en el mes de mayo les avisaron que ya no seguirían en la planilla, por lo que los liquidaron. El dinero que obtuvieron tras el recorte de personal lo invirtieron en cubrebocas y gel antibacterial.

 

Con el cachito de la rifa del avión presidencial en mano, Marlene y su esposo se dijeron contentos de contribuir en el sorteo. Dicen que para ellos es un honor que su aporte se destine para apoyar a hospitales y a los trabajadores del sector salud.
Crédito: La neta noticias 

Por: @MTPNoticias 


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros