Este animalito de colores alegres no es lo que parece… es un caracol ‘zombie’



Esta semana en redes sociales se volvió viral un video de un caracol infectado de un parásito llamado leucocloridio (Leucochloridium paradoxum) que vuelve zombie a estos moluscos al ingresar en su cuerpo y controlarlos. A pesar de que su exterior luzca colorido, el motivo es para hacerlos atractivos a los pájaros y que continúen su ciclo de vida.

 

Un usuario de Twitter subió a la red un video de un llamativo caracol de colores brillantes pulsando los tentáculos en la cabeza, que en realidad son sus ojos, deseando a sus contactos un buen día con el hermoso animal. Sin embargo los comentarios no se hicieron esperar y uno de ellos, Felipe González Acevedo, estudiante de medicina veterinaria de 28 años, procedente de la ciudad de Neiva, Colombia, decidió explicar el horror detrás de tan peculiar molusco.

 

Y es que este caracol estaba infectado con el leucocloridio que controla cada movimiento como si fuera un zombie, porque en realidad su cuerpo ya no le pertenece, cuando el parásito ingresa a su organismo crece y se aloja en sus ojos, dándole esos colores llamativos y continuas pulsaciones para atraer la atención hacia él.

 

El objetivo es que sea atractivo para los pájaros y es que aunque a ellos no los zombifica, este parásito se reproduce dentro del intestino de este nuevo huésped y se propaga con sus heces que serán consumidas por otros caracoles, comenzando así un nuevo ciclo de vida y asegurando a nuevas generaciones.

 


La razón de que imiten los colores verdes, cafés y naranjas es que buscan parecer orugas ante estos pájaros para que se los coman, y aunque pareciera ser un acto suicida, es lo que el parásito busca, ya que de esta manera consigue entrar en el tracto digestivo de los pájaros, donde pondrá sus huevos y seguirá el ciclo.

 

A partir de ahí controla los movimientos del caracol zombi. Una vez que las larvas son grandes, se alojan en los ojos y comienzan a moverse de la manera en la que se ve en las imágenes para atraer a sus depredadores como si fueran orugas, como si fuera un caballo de Troya para pájaros.

 

Suelen obligar al caracol a subir a la punta de las plantas para estar visibles para los pájaros y así poder ser comidos por ellos.

 

“Hace unos días vi en Twitter un video que decía: ‘Comparte este caracol de colores para alegrarle el día a alguien’, pero en realidad ese caracol estaba siendo atacado por un parásito y es lo que se conoce como caracol zombi”, relató en entrevista con el portal Verne de El País por teléfono Felipe González Acevedo, el estudiante de medicina veterinaria.

Por @MTPNoticias

 

Crédito: Infobae 

 


Entrada Relacionada