¡Amor de madre! Mujer le presta su vientre a su hija, para tener su bebé



Para algunas mujeres el deseo de ser madres es parte importante de su vida. Quienes no pueden realizarlo de forma natural, buscan adoptar a una niña o niño y realizar una buena maternidad; sin embargo, el proceso es complicado por diversos factores, entre estos el económico.

 

Tal es el caso de Daniela Benitez. Ante la desesperanza por los obstáculos con los que se encontró, su madre decidió demostrarle su amor y le prestó su vientre. Este caso que ha conmocionado al mundo, rápidamente se volvió viral en las redes sociales; abriendo una discusión entre quienes aplauden la acción de la madre de Daniela y quienes aseguran que no era necesario.

 

Sin embargo, para Daniela Benitez sí era importante convertirse en madre, pues el ser madre fue algo que tenía en sus manos, pero lo perdió luego de que quedara embarazada y que una noche tuviera que acudir de emergencia al hospital a sus 32 semanas de embarazo.

 

Me fui a una clínica en Monte Grande y me dijeron que tenía que ir a un centro con Neonatología compleja porque la beba no venía bien. Llegué con lo justo a un hospital de Lomas de Zamora y me mandaron a cesárea”, recordó para el medio Clarín.

 

Lee: Estudios revelan que las mujeres embarazadas pueden transmitir Covid-19 a sus bebés

 

Al despertar se enfrentó con la noticia que su bebé no había resistido y que jamás podría ser madre.

 

Me dijeron que me habían sacado el útero: ‘No vas a poder ser mamá nunca más’. Todo el mismo día. Yo lo único que quería era ver a mi bebé”, recordó.

 

Después comenzó a buscar la adopción. Recorrió mucho para que en todo momento la rechazaran por ser pobre. Ante esta situación, Sandra -la madre de Daniela- le prometió que le ayudaría a cumplir su sueño. “Me enojé mucho con Dios, pero no dejé de pedirle que nos iluminara.

 

Y le decía a Dani que de alguna manera yo la iba a ayudar a cumplir su sueño de ser mamá”, explicó Sandra al Clarín.

 

De acuerdo con el testimonio de Sandra, veía a su hija “convertida en un fantasma”, por lo que decidió prestarle su útero para que su hija cumpliera su sueño, ya que los óvulos de Daniela aún estaban bien para procrear.

 

Así se empezó a destrabar todo. Me dijeron que consultáramos al doctor Mario Gómez Badía en la clínica Prefer de San Martín para ver si el pedacito de útero que le quedaba a Dani podía reproducirse y crecer. Cuando el doctor vio los estudios le dijo a Daniela: ‘El útero no va a crecer, pero sí tienes los óvulos para procrear’”, contó Sandra.

 

Crédito: Milenio

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros