Mariana padecía cáncer, murió tras tres semanas de no recibir medicina



“Yo siento que si hubiera recibido las vacunas como deben tal vez su sistema hubiera estado reforzado, pero fueron tres semanas de medicamento que Mariana no recibió; después la internaron un mes y todo el medicamento dentro del hospital se lo cubrían, pero pues ya saliendo del hospital no fue mucho el tiempo que estuvimos afuera, estuvimos dos semanas, fue cuando ella falleció.”

 

Son las palabras de Judith Torres, madre de Mariana Pérez, una niña de siete años que murió el pasado cinco de julio. Judith considera que el desabasto de medicamentos para pacientes con cáncer del Hospital Infantil de México Federico Gómez (HIMFG) en el mes de marzo fue decisivo en la salud de su hija.

 

“La metieron a otro tratamiento que se llama la timoglobulina, fue un segundo tratamiento, se la aplicaron, pero ya como mi hija no tenía muchas defensas salió muy débil de su tratamiento y pues a las dos semanas que salió de su tratamiento, se enfermo de su estómago y falleció.”

 

Sus conclusiones contrastan con la opinión de Luis Juárez, jefe del departamento de Hematoncología del HIMFG.

 

“Atribuir a la falta de un medicamento este deceso (el de Mariana) pues es algo que no se puede probar, es algo que no influyó de manera determinante independientemente de cuáles fueron las causas, porque la mortalidad que vemos nosotros en los niños con cáncer en la actualidad está más relacionada a procesos infecciosos y no propiamente a la enfermedad.”

 

Lee: Mujer sale a buscar a su marido que no llegó a dormir y lo halla degollado en canchas de Zavaleta (VIDEO)

 

Fue la respuesta que dio el doctor en una pregunta expresa sobre el caso de Mariana durante el posicionamiento del HIMFG el 27 de agosto, en torno al desabasto de medicamentos, en específico el del metotrexato que derivo en la manifestación del 26 de agosto en la terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

 

Filgrastim fue el medicamento que Mariana dejó de recibir para tratar su anemia aplásica, un síndrome preleucémico.

 

“Ese medicamento era vital, porque estimula las defensas, mi hija, como su médula ósea no funcionaba, sus defensas no trabajaban normal, entonces tenían que inyectarla de dos a tres veces por semana”, explicó Judith en la entrevista exclusiva que dio para Imagen Noticias con Yuriria Sierra.

La batalla de Mariana

 

Mariana era la tercera de seis hijos de la madre soltera que vive en la alcaldía Gustavo A. Madero, tenía siete años y aún con su padecimiento acompañó a su mamá a las manifestaciones del mes de marzo, cuando los padres de familia protestaban por la falta de purinethol, vincristina, temozolamid y filgrastim.

 

Este gesto de la niña en pie de lucha no fue olvidado por los padres de familia que se lo hicieron saber a Pedro Flores, titular de la Unidad de Administración y Finanzas de la Secretaría de Salud, quien llegó para atender la protesta del lunes en el aeropuerto.

 

“Nos comentaron que no iba a volver a pasar, pasó; la segunda vez nos comentaron que no iba a volver a pasar y pasó; la tercera que nos acompañó Marianita, le digo al licenciado que estuvo presente, ya falleció la niña, y pasó, ¿cuántos más niños tienen que morir para que esto no vuelva a pasar?”, increpó Omar Hernández, uno de los padres manifestantes al funcionario de Salud que no atino a dar ninguna respuesta y sólo mantener un gesto duro.

 

También se lo recordaron a Arturo Medina, subsecretario de gobierno de la Ciudad de México quien, ya había tenido negociaciones con los padres en una manifestación previa a la del 26 de agosto.

 

“La vez pasada fue una niña, se llamaba Marianita, en paz descanse y usted la conoció licenciado, ¿se acuerda de Mariana?¿Mariana era la única niña que iba con nosotros.”

“Ella luchó porque sabía que esto era importante para ella y para otros niños, entonces yo siento que esta lucha tiene que seguir porque tienen que hacer caso que hay niños luchando por su vida y no se juega con eso”, recordó Judith.

 

Te puede interesar: Si AMLO renuncia a Morena, yo lo seguiría, dice Barbosa

 

La falta de respuesta de las autoridades afectó a la pequeña quien llegó a pedirle a su mamá que se rindieran.

 

“Me decía mamá ya déjame así, ‘mamá ya no quiero ir, ya no te estreses, yo se que no hay medicamentos y no hay dinero, ve primero por mis hermanos, ya no quiero seguir’, cuando antes era de ‘sí mamá vamos al hospital, vamos a echarle ganas’, pero cuando empezó a faltar el medicamento así, ella me decía ‘ya no mami ya no’”.

 

Sin embargo, el medicamento llegó y volvió la esperanza a Mariana, quien se había acercado a la fundación doctor Sonrisas, quien se comprometió a cumplirle uno de sus sueños, conocer al “Vítor”, un personaje interpretado por el actor Adrián Uribe.

 

El actor le envió un video a la niña:

 

“Hola Marianita cómo estás soy tu amigo “El Vitor” supe que te pusiste malita, échale muchas ganas Marianita porque ya me enteré por ahí, me lo dijo un pajarito que me quieres conocer en persona y ¿qué crees?, yo también te quiero conocer en persona.”

 

El encuentro estaba programado para el 9 de julio, Mariana murió cuatro días antes. “No te voy a negar que ahorita siento un alivio, porque ella ya no está sufriendo esto, están sufriendo los otros papás, o sea yo me doy cuenta de lo que está pasando y de la desesperación que tienen por los niños”, señaló Judith.

Lamento

 

“Siento que es una gran irresponsabilidad de quien esté provocando esto, o quien sea el responsable porque de verdad, no pueden decir que esto puede esperar, no se puede; no pueden tener una respuesta de ‘no sabemos para cuándo’, porque es una lucha de día a día, es una lucha la cual, tienen que seguir adelante, no puede haber más muertes de niños por falta de medicamentos, no me cabe en la cabeza que no entiendan la magnitud del asunto”, concluyó la madre de Mariana.

 

Lee: Proponen hasta 8 años de prisión a funcionarios que frenan investigaciones por feminicidios

 

El secretario de Salud, Jorge Alcocer, declaró a los medios de comunicación el mismo día que para Imagen Noticias Yuriria Sierra entrevistó a Judith (27 de agosto) que no había peligro de deceso para los niños que no tuvieran a tiempo el medicamento (aunque él se refería al metotrexato).

 

“¿Ninguno de los niños puede morir?”, se le preguntó: “No, no, no, e insisto, esto es opinión médica”.

 

Grupo Imagen buscó una entrevista con los doctores que atendieron a Mariana, encabezados por la hematóloga Aída Máshenka Moreno González; sin embargo, dijeron que por el momento no darían más entrevistas.

 

Crédito: Excélsior 

 

Por @MTPNoticias


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros