Delegado estatal del IMSS niega corrupción en compra de CIMA



@MTPNoticias

El delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), José de Jesús González Izquierdo negó corrupción en la compra del predio de  Centro Internacional de Medicina (CIMA ), que se ubica en la Reserva Atlixcáyotl en el municipio de San Andrés Cholula, pues aseguró que los daños que presenta la infraestructura se detectaron después de la compra.

Debido a los daños estructurales,  no será ocupado para el nuevo San Alejandro como se esperaba, esta decisión se basa en los resultados del dictamen de Sacyr, empresa que se iba a encargar de la reubicación del Hospital San Alejandro en el predio.

El delegado insistió en que la compra no presentó irregularidades puesto que los daños fueron encontrados de manera posterior.

“La empresa que estaba realizando las obras como tiene la responsabilidad de la construcción, es quien hizo la contratación del dictamen de seguridad estructural, no es una responsabilidad de los funcionarios, es algo que desafortunadamente sucedió, el mismo sismo del 2019 pudo haber afectado ese hospital”.

González Izquierdo declaró también que la administración anterior del IMSS hizo una buena compra, ya que adquirieron el terreno de seis hectáreas de CIMA por 400 millones, cuando el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales lo valoraba en 700 millones de pesos.

Lee: ¡400 millones a la basura! IMSS demolerá CIMA

Comentó que si bien el inmueble no sirve para ser hospital el espacio se puede ocupar para oficinas administrativas, aunque la propuesta no es oficial, pues quieren dar prioridad para destinas los 3 millones de pesos para la construcción de tres hospitales en Puebla, Amozoc y San Pedro Cholula.

“Probablemente este edificio podría ser viable para oficinas administrativas, a mí se me antojaría que nos cambiáramos para aprovechar el edificio”, refirió.

Además, aseguró que el nuevo hospital se construirá en un terreno desocupado, pero que son parte del predio y que las obras del nosocomio no se verán afectadas por el proceso legal entre Sacyr y el IMSS.

“Hay un amparo que sigue vigente con la compañía constructora, están suspendidos los trabajos porque está en litigio en esa parte y lo que pretendemos nosotros es construir para seguir avanzando en la reserva territorial de las seis hectáreas que no implican esa parte”, declaró

 

 

 


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros