Publicado enA dónde ir

Mole poblano: no hay temporada para comerlo y Canirac hace comida en su honor

Foto: Paulina Díaz

El mole poblano es uno de los platillos predilectos del estado de Puebla, se acompaña con arroz rojo y se decora con ajonjolí tostado. En algunas regiones también se le sirve con tamales delgados y tortillas hechas a mano.

Aunque es el favorito del estado, no tiene una feria o temporada como el chile en nogada o el mole de caderas, por eso este miércoles 18 de mayo se realizó la comida anual en honor al mole poblano organizada por la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac).

Los restaurantes de la capital poblana adheridos a esta cámara, ofrecieron en San Pedro Museo de Arte 300 de sus platillos a políticos, funcionarios y personajes destacados de Puebla y municipios aledaños.

Lee: De mole, chapulines y tradicionales: así se vive el último día de la Feria de la Cemita en Puebla

El costo del boleto fue se entre 500 y 700 pesos, pues en el lugar se realizó una feria de productores y una degustación de mezcales tradicionales, así como de escuelas, universidades y artesanos.

En la capital poblana los restaurantes ofertan el mole poblano los 365 días del año a un costo promedio de entre 300 y 500 pesos el platillo, este va acompañado de arroz rojo y una pieza de pollo.

Los principales ingredientes de este platillo son la almendra, plátano macho, chile pasilla, ajonjolí, pasas, canela, cacahuate, tortilla tostada y algunos le ponen piñón o nuez para hacerlo más dulce.

En el evento sirvieron este mole poblano tradicional de la ciudad, así como el de Tehuacán y la Sierra de Puebla, acompañado de una entrada de queso en salsa de chile poblano.

 

Por : Por Paulina Díaz | @Just__Pau

LA VILLA
Paulina Diaz

Paulina Díaz

Paulina Díaz