Se ‘agandallan’ 87 hectáreas del cerro Zapotecas con ayuda de Mario Montero Jr. como notario (Documentos)



Una vez más la Notaría Pública número 2 del marinista Mario Montero Serrano se ve envuelta en un escándalo, debido a que su hijo Mario Montero Rosano otorgó un ‘poder notarial’ a tres personas que se agandallaron 87 hectáreas del cerro Zapotecas en el municipio de San Pedro Cholula, Puebla, donde ya están talando árboles y fraccionando el polígono para venderlo en lotes.

 

Originalmente los dueños son 400 habitantes de la junta auxiliar de San Gregorio Zacapechan. Pobladores aseguran tener escrituras para documentar que son propietarios de sus parcelas desde el año 1951.

 

 

A MTPNoticias responsabilizaron a Juan Germán Xique Solano, Tomás Cielo Torres y Adrián Gabriel Velázquez Xique de estar coludidos para adueñarse con una parte de la zona forestal.

 

Lee: Gobierno reconoce que hay permisos para derribar árboles en Cerro Amalucan y Bosques de San Sebastían

 

Las argucias legales las hicieron hace dos años, pues fue el 27 de julio de 2017 cuando el notario auxiliar Mario Montero Rosano, hijo de Montero Serrano y esposo de la diputada federal Nayeli Salvatori (quien en sus discursos se pronuncia en contra de la corrupción) firmó el “poder general para pleitos, cobranzas, actos de administración con cláusula especial de dominio e irrevocable” a Adrián Gabriel Velázquez.

 

Los afectados afirmaron que estas personas mostraron una escritura falsa, en la se indica que ahora el dueño es Juan Germán Solano y que los otros dos son sus apoderados.

 

 

Los afectados se enteraron del despojo en agosto de 2019 cuando al escalar el cerro se percataron de la tala de árboles, pese a que el Zapotecas fue declarada zona natural protegida en el año 2008.

 

Te puede interesar: Ante tala de árboles, Barbosa clausura construcción de nuevas viviendas en Cerro Amalucan

 

Los tres implicados hicieron todos los trámites en 2017 ante el Instituto Registral y Catastral del Estado de Puebla, la Secretaría de Finanzas (en el gobierno de Antonio Gali) y el ayuntamiento del ex edil José Juan Espinosa para pagar los impuestos a fin de acreditarse como poseedores de las 87 hectáreas.

 

 

Los afectados temen que parte de la zona boscosa sea devastada para la construcción de fraccionamientos, por lo que solicitaron el apoyo del gobierno de Miguel Barbosa para detener un ecocidio, pues afirmaron que los tres implicados tienen actualmente el apoyo de la regidora cholulteca Norma Nájera Garita para lotificar el polígono.

 

 

Por Alfredo Ramírez


Entrada Relacionada

Contacta a nuestros reporteros