4TO INFORME DE GOBIERNO MBH
PASEO DE LUCES
Publicado enDestacadas, Dolor y Sangre

DAN EL ÚLTIMO ADIÓS A DANI, EL PEQUEÑO QUE PERDIÓ LA VIDA POR UNA BALA PERDIDA EN HUEJOTZINGO

Luisa Tirzo @Luisa Tirzo

Este miércoles en la comunidad de Santa Ana Xalmimilulco, Huejotzingo, familiares y amigos le dieron el último adiós al pequeño Dani, de apenas dos años de edad, que perdió la vida por una bala perdida que atravesó el techo de lámina de su humilde hogar, y lo impactó en la cabeza, mientras dormía.

Faltando unos minutos para las diez de la mañana, una multitud salió con el ataúd blanco de la casa de Los Miranda Romero con rumbo al templo de la Preciosa Sangre de Cristo, en dónde se ofició una misa de cuerpo presente para luego partir al panteón.

Una banda de viento y una mujer que tira pétalos blancos, le abren paso al contingente que camina desconsolado por la muerte de un pequeño que no le había hecho mal a nadie.

Posteriormente, se trasladaron al panteón de la comunidad, en dónde fueron enterrados los restos del pequeño Daniel Miranda Romero, de dos años y ocho meses de edad.

Los hechos

Dani se encontraba dormido la mañana del pasado sábado, cuando una bala impactó su cabeza. Su madre sólo escuchó un piedrazo y al entrar a la recámara, vio al pequeño bañado en sangre.

Después de acudir a dos hospitales en dónde les negaron la ayuda, Carlos Miranda –padre del menor- relató que el pequeño finalmente fue ingresado al Hospital General del Sur en dónde el pasado lunes, el pequeño perdió la vida por un paro respiratorio.

Aunque los médicos no daban esperanzas, Carlos señala que tenía fe en que sucediera un milagro y su pequeño se salvara.

Foto: Luisa Tirzo